Y la gente... llegó de repente

El recinto ferial contó con una masiva afluencia de gente (Foto: Chema Díez)
Ver album

El recinto ferial contó con una masiva afluencia de visitantes, profesionales y no, que recorrieron las naves de ganado y el pabellón central apostando por los productos de la tierra.

Fin de semana, buen tiempo matinal (por la tarde la jornada se estropeó) y mucho que ver en AGROMAQ fueron motivos más que suficientes para que la gente acudiese de foma masiva al recinto ferial para recorrer todos los expositores.

 

De hecho, incluso desde la propia organización se destacó esta situación que se produjo desde primera hora de la mañana cuando se abrieron las puertas al público. Unos visitantes que cada vez son más profesionales en busca de tratos u operaciones de cara al futuro, pero que también deja lugar para que el público general dé rienda suelta a su 'pasión' con la compra de los grandes productos gastronómicos que se ofertan en AGROMAQ.

 

También llamaron mucho la atención los concursos de ganado vacuno que no dejaron indiferentes a nadie por la calidad de los animales... Y es que, la feria de Salamanca, no sería nada sin su gente, que llegó de repente...