Y Gomendio dice ahora que los estudiantes reciben 500 euros más en becas que antes

La secretaria de Estado de educación, Montserrat Gomendio.

La secretaria de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades, Monserrat Gomendio, ha afirmado este viernes que los becados universitarios, si se tiene en cuenta "las tasas que no tienen que pagar, están percibiendo por parte de las administraciones educativas aproximadamente 500 euros más que el año pasado".

Gomendio se ha expresado así en una rueda de prensa ofrecida al término de la reunión del Consejo de Universidades este mediodía en la sede del Consejo Escolar del Estado, donde ha explicado que en virtud del Real Decreto 14/2012, las comunidades autónomas incrementan las tasas universitarias hasta un máximo del 25% del coste real como han hecho "Madrid y Cataluña, donde se han acercado a este 25% del coste real" y "las tasas se encuentran alrededor de una media de 1.600 euros".

 

"Los estudiantes que obtienen una beca en la universidad, si tenemos en cuenta las tasas que no tienen que pagar, están percibiendo por parte de las administraciones educativas aproximadamente 500 euros más que el año pasado", ha manifestado Gomendio.

 

Dicho esto, ha remachado que "todos los estudiantes universitarios de este país de alguna forma son becarios, puesto que dependiendo del nivel de tasas", los alumnos están percibiendo una beca que "como mínimo es del 75% y en la mayor parte del 85% del coste de los estudios que están cursando". Por otra parte, se ha referido al debate que ha habido con los rectores y ha insistido en que entiende que "de ninguna forma" el decreto de becas "atenta contra el principio de igualdad de oportunidades" y ha defendido que se mantiene la beca como un "derecho" pero "siempre que se cumplan con unos criterios de renta y de requisito académico".

 

"Siempre hemos defendido que no se deben solicitar el mismo nivel de exigencia para percibir niveles de apoyo diferentes por parte del Ministerio", ha destacado, al tiempo que ha defendido que "el alumno se tiene que corresponsabilizar del esfuerzo que hace la sociedad para poder garantizar que continúe sus estudios", por lo que considera "que no es lógico tener el mismo nivel de exigencia para un aprobado" que para "poder cursar unos estudios gratuitamente" ni para el caso de "percibir una cuantía".

 

Para Gomendio, el sistema debe incentivar el esfuerzo y "los estudiantes, en cuanto se modifican las reglas del juego, responden mejorando su rendimiento" y haciendo el sistema "más eficiente". Además, rechaza que los estudiantes puedan tener una "exigencia única de un 5 para poder acceder a una beca" pues ya hay exigencias distintas para cada titulación.

 

En esta línea, ha argumentado que en el curso 2011/2012, "cuando no había ninguna exigencia de rendimiento académico para obtener una beca", el 40% de los alumnos de primer curso obtenían beca y el 37,3% la perdían al finalizar el primer año, mientras que el 20% abandonaban los estudios. "El sistema está dotado de una cuantía enorme de recursos, es importante asegurar la eficacia del sistema y garantizar que son aquellos estudiantes que realmente están dispuestos a hacer ese esfuerzo los que pueden obtener una beca", ha remachado, para insistir en que todas las políticas del Ministerio están encaminadas a "incentivar el esfuerzo y a reconocer el mérito".

 

Sobre la situación de los becados universitarios en comparación con otros países, Gomendio ha dicho que hay una "diferencia fundamental" con el resto de países de la Unión Europea y es que España tiene "becas a fondo perdido", mientras que la "mayor parte de los países han optado por un sistema de préstamos que los alumnos tienen que devolver, en muchos casos, sólo si acceden a empleos que estén por encima de un nivel de retribución determinado".

 

Respecto a la petición del presidente de la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE), Manuel López, que había pedido el porcentaje de ejecución del presupuesto, la secretaria de Estado ha aclarado que "en los últimos años el porcentaje siempre ha sido muy elevado, rondando el 99,9%". Gomendio también ha querido dar su "enhorabuena" a los alumnos de Bachillerato que han accedido a la universidad por los resultados obtenidos, después de que se hayan modificado los criterios de obtención de las becas y ha manifestado su sorpresa por la mejora conseguida en tan breve espacio de tiempo.

 

 

Por último, ha reconocido, como en el caso de los rectores, que en su Departamento están preocupados por los alumnos que pertenecen a familias de rentas bajas, pero ha insistido en que los estudiantes están esforzándose más y siendo "más cuidadosos" a la hora de escoger a cuántos créditos pueden optar cada año, gracias a lo que se ha registrado una mejora del rendimiento.