Y 'Flocón' no se levantó

El macho Charolés 'Flocón' durante la visita de Herrera. Foto: F. Oliva

Un charolés de 1.600 kilos llama la atención de Herrera en su paseo por las naves y le permite una broma sobre el superior rango de la ministra de agricultura.

La visita del presidente de la Junta de Castilla y León era muy esperada por la organización. Herrera es uno de esos políticos que ha demostrado moverse bien entre vacas y toros y siempre deja buenas imágnes para las cámaras de la prensa. Así que es un candidato idóneo para una inauguración como la de Salamaq, que se asegura una foto clásica en los medios: Herrera, el 'presi' local y un animal.

 

 

Para elegirlo, siempre queda bien que sea de buen porte, y de eso la feria salmantina va bien servida en número y tonelaje. Ha sido fácil encontrar donde hacerse las fotos, primero con un ejemplar aislado de Lumusín y luego con una pareja de Blonda Aquitania y sus propietarios, procedentes de Bilbao y asiduos a la feria. Pero la palma se la ha llevado un espectacular Charolés: 'Flocón', un macho de 1.600 kilos que presenta candidatura para ser la estrella de este año.

 

Cuando llegó Herrera a sus dominios, 'Flocón' acababa de empezar una siesta en la que había caído con la fuerza que se le supone a semejante ejemplar. Su sueño era profundo, quizás tan grande como las pocas ganas de atender los requerimientos de sus dueños hacían para intentar que levantara y mostrara su porte al presidente de la Junta. En un momento dado, su propietario ha confesado que el año pasado sí se levantó para 'saludar' a la ministra de agricultura, García Tejerina, invitada de honor de la inauguración en 2015. Y fiel a su estilo, Herrera no ha dejado pasar la oportunidad para la broma: "¡Vaya comparación me hace! ¡Que el año pasado vino la ministra y sí se levantó! ¡Es que es más autoridad!", ha dicho jocoso Herrera.

 

El ganadero, Pedro García Alfayate, viene de Veguellina de Fondo (León) y es un habitual de la feria, a la que no falta desde 1991. 'Flocón', que viene acompañado de dos vástagos, es su estrella aunque trae más cabezas para hacer euros en la subasta. Satisfecho por la acogida que siempre ha tenido en Salamanca, no ha dejado de apuntar que el espectáculo de Flocón le cuesta no menos de 600 euros entre pruebas veterinarias y otros requisitos que, curiosamente, sólo se piden para concurso.

Noticias relacionadas