Y este fin de semana, ¿quién tiene el mando?