Y este año el carbón es para... Arias Cañete por su retraso en el pago de los PDR

Ha señalado que el ministro se ha hecho merecedor de esta distinción "por su obcecación en poner trabas que han impedido que los agricultores y ganaderos de la Comunidad Autónoma reciban las ayudas del Plan de Desarrollo Rural".

 

 

EL 'PALMARÉS' DEL CARBÓN DE ASAJA

 

2007.- La ministra de Agricultura, Elena Espinosa.

 

2008.- La consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente.

 

2009.- La gran distribución (Carrefour).

 

2010.- Las compañías eléctricas (Iberdrola).

 

2011.- Las Cajas de Ahorros de Castilla y León (Grupo Madrigal).

 

2012.- El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván.

 

2013.- Las consejeras de Agricultura, Silvia Clemente, y de Hacienda, Pilar

del Olmo.

 

2014.- El ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete.

Asaja de Castilla y león celebrará el próximo viernes, día 3 de enero, su ya tradicional acto de protesta en el que los Reyes Magos del campo llevarán un cargamento de carbón dirigido al titular del Ministerio de Agricultura, Miguel Arias Cañete, por el atasco del pago de las ayudas del Plan de Desarrollo Rural (PDR).

  

La organización profesional agraria, en un comunicado recogido por Europa Press, ha señalado que el ministro se ha hecho merecedor de esta distinción "por su obcecación en poner trabas que han impedido que los agricultores y ganaderos de la Comunidad Autónoma reciban las ayudas del Plan de Desarrollo Rural".

  

Según las estimaciones de Asaja, la deuda pendiente de abonar a los profesionales del campo de Castilla y León asciende a 157 millones de euros, sumando cantidades todavía pendientes del año 2012 y la totalidad de las ayudas de 2013. Además, la suma con otras ayudas pedidas en estos dos ejercicios y que todavía no se han validado elevarían la cifra a 270 millones de euros.

  

La organización ha señalado que mientras que el ministerio no desbloquee su aportación a estas subvenciones -que supone un 25 por ciento de la ayuda, puesto que el otro 25 lo pone la Junta de Castilla y León y el 50 por ciento restante son fondos europeos-, "la ayuda sigue sin ser pagada a los agricultores y ganaderos, a pesar de que en muchos casos está vinculada a inversiones que ya se han realizado y certificado".

  

Así, Asaja ha señalado que el interesado "ha tenido que poner el dinero por adelantado y buscarse la vida recurriendo a créditos o préstamos extraordinarios".

 

AYUDAS A LA INVERSIÓN

  

La organización agraria ha recordado que en el PDR se incluyen ayudas netamente inversoras, que generan riqueza no sólo en el sector primario, sino en las empresas de servicios rurales, ya que están dirigidas a la modernización de explotaciones, a la incorporación de jóvenes, a la industria agroalimentaria o a las iniciativas de grupos de acción local.

  

Además, el PDR se completa con líneas de marcado compromiso medioambiental, como los planes agroambientales, y también social, como la dirigida a áreas de montaña y zonas desfavorecidas, "de las que no se ha pagado un solo euro este año, lo que resulta especialmente triste, cuando estamos hablando de un dinero que Bruselas habilita para dar oxígeno a las explotaciones que sobreviven en las condiciones más difíciles", ha apuntado Asaja.

  

En este sentido, ha recordado que durante todo el año 2013, ha criticado este retraso del pago de unas ayudas que tradicionalmente llegaban al agricultor y al ganadero el mismo año de su solicitud.

  

"Hemos interpelando repetidamente a las administraciones implicadas, Junta y Ministerio, porque además del daño que se hace a cada explotación está el temor de que el retraso siga y España acabe perdiendo los fondos que la Unión Europea dedica a estas partidas", ha señalado la organización.

  

"No quitamos responsabilidad ni a la administración autonómica ni a la nacional, pero los hechos prueban que hasta ahora ha sido la Consejería la que ha ido adelantado el dinero que se ha ido abonando, por lo que consideramos que la pelota está en el tejado de Arias Cañete", ha explicado.