Y el alemán responde retador: "Probablemente haría lo mismo"

El piloto alemán Sebastian Vettel (Red Bull) dejó claro este jueves que "probablemente haría lo mismo" que hace dos semanas en el Gran Premio de Malasia, cuando hizo caso omiso a una orden de equipo y adelantó a su compañero de equipo Mark Webber, del que cree que "nunca" le ha apoyado.

"No estoy seguro de poder dar una respuesta apropiada porque en el momento podría ser diferente, pero probablemente haría lo mismo", señaló Vettel en declaraciones recogidas por la web de la 'BBC' antes de comenzar mañana los entrenamientos del Gran Premio de China.


Además, no entiende lo sucedido en Sepang como "ignorar una orden de equipo". "La escuché, pero no la entendí en la forma adecuada. Me disculpé por eso", advirtió. "Creo que si hubiese pensado sobre ello y reflexionado sobre lo que era dejar a Mark en la primera plaza, probablemente habría hecho la misma cosa", apuntó.

En este sentido, el germano indicó que, "indirectamente", su maniobra podría haber respondido a lo que él considera falta de apoyo en otras ocasiones de su compañero. "Nunca he tenido apoyo de su parte. He tenido mucho del equipo y creo que ellos están apoyando a ambos del mismo modo. Respeto a Mark como piloto, pero hubo más de una ocasión en el pasado donde podría haber ayudado al equipo y no lo hizo", recordó.

"Me defendí y me disculpé. Sanción, castigo, tratamos esto de forma interna. Me disculpé con el equipo tan pronto como pude, con todos, no sólo con la gente que trabaja en los Grandes Premios", prosiguió Vettel.

Además, sabe que su acción podría haber dejado en evidencia las dotes de mando de Christian Horner, jefe de la escudería. "Se podría decir así, pero fui a hablar con todos inmediatamente. La intención no era debilitar al 'Team Principal'. Es el jefe, está al control de todos los empleados. No estoy en otra posición que la que tengo, soy el piloto", sentenció el triple campeón del mundo.