Y al menos dos concejales 'populares' pueden perder la dedicación exclusiva

La entrada de nuevas fuerzas obligará a un nuevo reparto de los sueldos más jugosos. De los seis, más el alcalde, que ahora tiene el PP podría quedarse en cuatro más el primer edil, siempre que retenga la alcaldía. También cambiaría la disposición de fondos para gastos.

El cambio que, según todas las encuestas, se avecina en el Ayuntamiento de Salamanca puede provocar muchas novedades en el funcionamiento que ha tenido en los últimos años. Y entre los principales afectados pueden estar los concejales 'populares', el grupo que ha disfrutado de los sueldos más elevados gracias a un mayor número de dedicaciones exclusivas.

 

La candidatura de Fernández Mañueco ha acumulado a sus hombres fuertes en los trece primeros puestos, justo la línea de corte de la mayoría absoluta que le permitiría volver a gobernar. Dentro de ese grupo están todos los concejales que tienen dedicación exclusiva en la actualidad: Carlos García Carbayo, Fernando Rodríguez, Cristina Klimowitz, Enrique Sánchez Guijo, Julio López y Emilio Arroita. A ellos se une el alcalde, que por reglamento tiene siempre dedicación exclusiva. Algunos de ellos están en riesgo de perder este sueldo, por el que han cobrado entre 52.000 y 64.000 euros brutos en 2014.

 

 

NUEVE SUELDOS PROFESIONALES

 

Según el reglamento del Ayuntamiento, el número máximo de dedicaciones exclusivas en la corporación es de nueve. Estos puestos los paga el Consistorio, que se hace cargo del sueldo y las cotizaciones de los concejales designados para ejercer profesionalmente. El resto cobran dietas en función de su participación en plenos, comisiones y órganos de gobierno. El reparto de dedicaciones exclusivas se hace del siguiente modo. El alcalde siempre ejerce como dedicación exclusiva; a partir de ahí, cada grupo (dos concejales o más) tiene derecho a uno; el grupo mayoritario de la oposición tiene derecho a otro más; y el resto serán designados por el Alcalde de entre los miembros de la Junta de Gobierno Local. 

 

Hasta ahora, eso daba al PP la alcaldía y seis dedicaciones exclusivas más, y las dos restantes al PSOE. Pero, con los pronósticos que se manejan de cara al domingo, la situación variaría bastante. Si entran dos grupos nuevos, Ganemos y Ciudadanos, y lo hacen con dos o más concejales, tendrán derecho a sendas dedicaciones exclusivas, con lo que le restan dos al actual reparto. Si el PSOE es el grupo mayoritario de la oposición tendrá dos, igual que si lo es cualquier de los otros. Y quedarían cinco para el PP.

 

 

DOS SUELDOS EN EL AIRE

 

Incluso contando con que el PP logra la alcaldía, al que se otorga una de las nóminas profesionales, solo contará con cuatro dedicaciones exclusivas para sus concejales por las seis (más el alcalde) que ahora tiene. Mañueco tiene algunos imprescindibles como García Carbayo o Klimowitz, aunque ambos tienen un puesto o una posición que les permite no preocuparse por si pierden el puesto. También parece a salvo Fernando Rodríguez, abogado y, según del CV del PP, ha sido profesor de Derecho Administrativo de la Facultad de Derecho de la Universidad de Salamanca en los Campus de Ávila y Salamanca. Eso sí, su trayectoria es de político profesional: con 47 años, lleva desde 1995 en el Ayuntamiento como cargo político, dos décadas. Si quedara fuera del reparto de dedicaciones exclusivas se tendría que buscar un trabajo, siempre y cuando quiera mantener su retribución (64.758 euros brutos en 2014).

 

También están en riesgo los sueldos de hombres como Enrique Sánchez-Guijo, mano derecha de Mañueco en comercio esta legislatura y que se postula para deportes. En su caso tiene una trayectoria como economista, un trabajo al que podría volver, es responsable de Marketing de la Corporación Empresarial de la ONCE, aunque quizás no con la retribución que tiene ahora: 64.757,99 euros le costaron a las arcas públicas su sueldo y cotizaciones.

 

También entran en la quiniela dos concejales que tienen como única carerra profesional la política: Emilio Arroita y Julio López. Ninguno de los dos ha trabajado fuera del paraguas de lo público y el Ayuntamiento de Salamanca ha albergado casi todas sus actividades. Ambos cobraron en 2014 exactamente la misma retribución como concejales profesionales: 52.478,62 euros. López, licenciado en Derecho, entró en 1999 en el Ayuntamiento y no tiene profesión anterior. Y Arroita, también licenciado en Derecho por la Usal, ha ocupado diversos cargos políticos y públicos desde 1995: ha sido procurador, coordinador de grupo en el Ayuntamiento, concjeal.. en el CV del PP figura como trayectoria profesional que "fue miembro de la Junta de Facultad de Derecho" y que entre 2004 y 2007 fue asesor del presidente de la Federación Regional de Municipios y Provincias.

 

 

GASTOS DE LOS GRUPOS

 

El Ayuntamiento también subvenciona a los grupos municipales con una cantidad que ahora se reparten solo entre grupo popular y grupo socialista. La entrada de dos nuevos grupos variaría el reparto de manera sustancial. Según el reglamento, los grupos tienen derecho a una sede en el Ayuntamiento y también a una subvención para sus gastos: un tercio de la cantidad total presupuestada se reparte a partes iguales entre los grupos existentes y, el resto, de forma proporcional al número de concejales de cada grupo. 

 

Y lo mismo puede ocurrir con los gastos de la corporación. Existen diferentes partidas para atenciones protocolarias que, hasta ahora, ha disfrutado en exclusiva el PP ya que es el que ha formado equipo de Gobierno. El PSOE no ha participado de esos fondos que, si se confirman los cambios, pasarían a estar vigilados por más grupos.