Xbox One VS. PS4, guerra de mandos

Antes de su lanzamiento al mercado,  Sony y Microsoft irán revelando en los próximos meses nuevos detalles tanto de hardware como de software, ambas han mostrado ya sus mandos, que evolucionarán con respecto a la actual generación.

Una vez hechas las presentaciones de las consolas de nueva generación de Sony y Microsoft, y antes de su lanzamiento al mercado, ambas compañías irán revelando en los próximos meses nuevos detalles tanto de hardware como de software. En este sentido, ambas han mostrado ya sus mandos, que evolucionarán con respecto a la actual generación.

 

Aunque el evento de Sony del pasado 20 de febrero estuvo rodeado de cierta polémica por la decisión de no mostrar la propia consola, la compañía sí que presentó su nuevo mando Dual Shock 4. Cuenta con un diseño similar a los Dual Shock anteriores pero con unas líneas más ergonómicas y con elementos nuevos como una pantalla táctil, el botón Compartir y una barra de luz trasera.

 

Por su parte, Microsoft ha optado por mantener los botones de sus modelos anteriores y simplemente ha mejorado algunas características, como la reducción del tamaño de la batería, una nueva cruceta y gatillos con vibración, además de 40 nuevas funciones.

 

Ambos controladores coinciden en conectarse a la consola de forma inalámbrica (PS4 a través de Bluetooth y Xbox One con WiFi Direct y adicionalmente tendrá sensor infarrojo). Esto ya ocurría en las anteriores consolas. En PlayStation 3 el Sixaxis y el Dual Shock 3 usan Bluetooth y se pueden conectar a la consola mediante miniUSB -imaginamos que en PS4 será microUSB- para cargarlos o usarlos con cable. En Xbox 360, por su parte, hay mandos tanto inalámbricos -que se conectan con cable a través de un conector propio- como con cable.

 

El botón Compartir de PS4 ofrece la posibilidad de emitir las partidas por 'streaming' en tiempo real y publicar en redes sociales, en concreto en Facebook. Además también cuenta con un panel táctil situado entre la cruceta de dirección y los botones, sobre los stick analógicos, similar al de PS Vita, que permitirá explorar nuevas formas de control dentro de los juegos.

 

El mando de la nueva Xbox One ha prescindido, por su parte, de novedades como la pantalla táctil pero sí han añadido, según ha explicado Microsoft, cerca de 40 características nuevas que mejorarán en todos los sentidos la respuesta del mando. En cuanto a diseño, cuenta con una cruceta modificada y los gatillos traseros del mando incluyen vibración propia que ofrecen resistencia en la línea del 'Force feedback'. Sin duda, todo un acierto para juegos de coches.

 

INTERACCIÓN CON KINECT Y PS MOVE

 

Otra de las características que comparten ambos mandos tiene que ver con la capacidad de funcionar como controladores mediante gestos gracias a la interacción con otros dispositivos: Dualshock 4 con PS Move y el mando de Xbox One con Kinect.

 

En el caso del mando de la nueva generación de Sony, una cámara permitirá registrar la profundidad de la estancia en la que se produce la partida, de forma que localiza en tres dimensiones la ubicación del mando y su barra de luz.

 

El objetivo es interpretar la información para que Dual Shockcuente con funciones similares a las de Move y además sea compatible con él. La cámara que acompaña al Dual Shock también dispone de un total de cuatro micrófonos, que permitirán la interacción por voz.

 

Por su parte, el mando de Xbox One será reconocido por el nuevo Kinect, que en un principio saldrá a la venta junto con la consola y el controlador. Kinect reconocerá el mando como un elemento más de tal manera que el controlador podrá utilizarse en determinados juegos de la consola como un elemento más, además de las manos o el movimiento del usuario.

 

Aquí os dejamos unos vídeos de los mandos. El hands-on lo podéis encontrar en el canal de AtomixNoticias y la videonoticia del mando de Dual Shock 4, en el de Portaltic en YouTube.