Würzburg resarce a las heroínas del ascenso a División de Honor en 1992

Homenaje avenida ascenso 1992 %289%29 detail
Ver album

Emotivo reconocimiento a las protagonistas del ascenso a División de Honor que se logró en 1992. La mayoría del equipo junto a los directivos Carlos Méndez y Pepe Báez reciben el aplauso de la mejor afición de España. 

El 7 de junio de 1992, el día siguiente de que el equipo de la Universidad de Salamanca femenino lograra el ascenso a la División de Honor de baloncesto femenino y a su llegada a la capital salmantina desde Vitoria, no hubo grandes recepciones ni aquel equipo salió al balcón de la Plaza Mayor ni los titulares duraron más allá de un par de días. 

 

Salamanca, y mirando hacia atrás con la perspectiva que dan 25 años en la elite, le debía un reconocimiento a aquellas jugadoras porque ellas fueron la semilla de una planta que ha arraigado para convertir a esta ciudad en el gran referente de este deporte en nuestro país. Un homenaje que ha llegado.

 

Perfumerías Avenida quiere que aquella fecha se recuerde y por eso esta temporada, la 25 en la máxima categoría y como primer acto se ha celebrado un homenaje a aquellas jugadoras en su pabellón. Würzburg ha resarcido a aquel equipo con un aplauso atronador cuando una por una las que han podido estar presentes ha saltado a la pista. 

 

Olga Moraga, Susana Iglesias, Sonia Serrano, Chabeli Delgado, Susana Moro, Pilar Delgado, Adela Parrés, Rocío Gutiérrez y Belén Herrero... sus nombres han sido citados uno a uno junto a los de Carlos Méndez y Pepe Baez, directivos en aquel equipo de la USAL. Amaya Valdemoro, Raquel Ros, Teresa Martín y Esther Conde no han podido estar en este acto pero han sido nombradas y se espera que puedan estar en algún otro que se celebrará. 

 

Emoción visible en las protagonistas de aquel ascenso de 1992 (Foto: Teresa Sánchez)

 

Visiblemente emocionadas en el centro del parqué han recibido además de jugadoras de la cantera una imagen recuerdo de aquella fase de ascenso. Muchas siguen en contacto, para todas ha significado un reencuentro en el que han rememorado aquella época y desde el palco han seguido todas juntas el encuentro del que pueden considerar su legado.

 

Orgullosas pueden estar. 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: