Wert: "La nueva ley evitará que las becas se conviertan en limosnas"

El ministro Wert ha alertado de los "intentos" de determinados sectores de "intentar oponer la exigencia de rendimiento a la equidad".

El ministro de Educación, José Ignacio Wert, ha asegurado que la nueva Ley Orgánica de Mejora de la Calidad de la Educación (LOMCE) evitará repartir becas "en forma de limosna", recordando sin embargo que se han escuchado las "observaciones de sentido común" tanto de la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE) como de las comunidades autónomas a la hora de establecer una nota mínima para el acceso a estas ayudas.

  

Wert ha intervenido junto a la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, en un foro de su partido sobre educación en Alcalá de Henares (Madrid) bajo el lema 'Juntos salimos', que está organizando la dirección nacional del PP por toda la geografía española con el fin de "acercarse" a los ciudadanos.

  

"Hemos acomodado la regulación a observaciones de sentido común tanto de la CRUE como de las comunidades autónomas, pero al final el espíritu tiene que ser que esos recursos escasos no se distribuyan en forma de limosna, sino como una contribución de recursos que la sociedad hace con justa correspondencia", ha asegurado.

  

Wert ha alertado de los "intentos" de determinados sectores de "intentar oponer la exigencia de rendimiento a la equidad", reiterando que "lo que es realmente equitativo" es que las ayudas que salen de la solidaridad de los ciudadanos sean correspondidas con "rendimiento aceptable".

  

"Sería inequitativo no tener en cuenta ese rendimiento y distribuir los recursos sin atender al uso que hacen de ellos los estudiantes, porque dejaríamos sin muchos recursos a otros que se están esforzando. Una sociedad que no tiene herramientas para medir los recursos está siendo falsamente equitativa", ha aseverado.

  

El ministro también ha criticado a aquellos que han empleado "un discurso demagógico" para protestar contra la ley, recordando que "generalmente" en las reuniones con representantes de diversas fuerzas políticas ha pasado "más tiempo" aclarando aspectos de la ley "que no decía lo que ellos dicen".

 

"CRÍTICAS A LOS PARTIDOS"

  

"En muchas ocasiones he tenido la sensación de que la mayor parte del tiempo de estas reuniones se ha dedicado a explicar que la ley no dice lo que ellos dicen. Hablan desde un apriorismo ideológico total, refiriéndose a un desmantelamiento que demuestra que no se han leído la ley", ha apuntado.

  

Durante su intervención, Wert ha respondido varias de las cuestiones que han planteado previamente diversos de los asistentes al acto. A lo largo de su discurso, el ministro ha defendido la nueva ley apuntando a que se trata de una medida "sensata" y que "no hay que hacer catastrofismo educativo" puesto que servirá, "como su propio nombre indica", para la mejora educativa.

  

Entre estas preguntas, se ha planteado el diseño de itinerarios educativos para los jóvenes, algo que Wert ha respaldado ante la tasa actual de abandono escolar temprano del 25%. "Me producen irritación las críticas a estas medida porque eso contribuye a que nadie se quede atrás y lo contrario se llama segregación", ha explicado.

  

En este sentido, ha resaltado que sigue "pensando lo mismo", a pesar de las críticas recibidas, respecto a que los jóvenes que tomen decisiones educativas consideren junto con los aspectos vocacionales aquellos que tienen que ver con el empleo.

  

Además, ha remarcado la necesidad de que los directores de centros educativos tengan "autonomía para retener y atraer" el talento docente, resaltando la importancia de los profesores. En esta misma línea, ha subrayado que la nueva ley buscará "crear sinergias" entre familias y escuelas para que "no haya una relación conflictiva".

 

 

RESPALDO A WERT

  

Por su parte, Cospedal ha respaldado al ministro de Educación durante el acto, apuntando que es "una delicia escucharle por lo claras que tiene las cosas y lo claro que tiene la importancia de la educación y tener el mejor modelo educativo".

  

La dirigente 'popular' ha calificado a Wert como "valiente" por haber puesto en marcha esta legislación que, a su entender, es la "más importante" de todas las iniciadas por el Gobierno debido a su "calado, profundidad y a que es inaplazable, a pesar de que sus frutos no se van a ver inmediatamente".

  

Así, ha asegurado que los cambios legislativos se producirán "tras perder diez años en un cambio de modelo, porque hay cosas con las que los españoles no se pueden conformar". En este sentido, ha admitido que "algo no se está haciendo bien" en este sector ante los resultados de abandono escolar.

  

"Hay que cambiar el camino porque no podemos seguir por el mismo. En los temas controvertidos hace falta tener una gran apertura de mente, a pesar de que en este caso mucho gente no quiera llamar a la nueva ley como se llama: de la mejora educativa", ha señalado.

 

DEFENSA DEL REPARTO DE BECAS

  

Cospedal ha criticado las afirmaciones de que la nueva ley "eliminará" la educación pública, resaltando que ni el Gobierno ni Educación han dicho esta sentencia. "Estamos trabajando para mejorar el modelo educativo y eso empieza por la mejora de la educación pública", ha afirmado.

  

En esta misma línea, también ha defendido el modelo de becas propuesto por la LOMCE. "En el pasado se ha confundido la igualdad de resultados con la igualdad de oportunidades y no es lo mismo. Si somos capaces de tener el mejor modelo de educación pública, así se garantiza la igualdad de oportunidades, midiendo a cada uno por lo que somos", ha concluido.

  

Varias comunidades autónomas gobernadas por el PP, así como diversas instituciones, expresaron públicamente sus recelos a subir al 6,5 la nota de corte para acceder a una beca en la universidad, tal y como contemplaba Educación. Finalmente, este jueves accedió que la nota necesaria para acceder a la gratuidad de la matrícula en la universidad será un 5,5, en línea con el Real Decreto de becas aprobado en 2012.