Vuelca un camión de cerdos en la rotonda de Buenos Aires

Actuación. Las labores de retirada del vehículo pesado se prolongaron durante más de ocho horas. Víctimas. El conductor resultó ileso pero varios animales fallecieron en el acto debido al impacto
E.G.

La rotonda de Buenos Aires se está convirtiendo en un punto negro para los conductores de camiones. Si hace quince días un vehículo pesado cargado de jamones volcó en esta glorieta, ayer le ocurrió lo mismo a un camión cargado de cerdos.

Los hechos ocurrieron en torno a las 11.00 horas, en la salida con dirección a Doñinos de Salamanca. Por causas que se desconocen, el vehículo pesado se salió de la vía y volcó en el arcén. Fruto del fuerte impacto, los animales que transportaba quedaron atrapados y, al menos, una veintena de ellos fallecieron en el acto, según informaron fuentes de la Jefatura de Tráfico.

En esta ocasión no fue necesaria la intervención de los Bomberos, ya que el conductor del vehículo, cuya identidad responde a las iniciales V. K. D., de nacionalidad rumana, salió ileso del accidente y por su propio pie, sin precisar asistencia médica.

Tras recibir el aviso, hasta el lugar del siniestro se trasladaron varias patrullas de la Guardia Civil de Tráfico y de la Policía Local para regular el tráfico.

Aunque la circulación fue lenta no fue necesario cortar ningún carril, ya que en esta ocasión el vehículo quedó volcado en el arcén, sin dificultar el tránsito del resto de los vehículos, según señalaron las citadas fuentes.

Para evitar que los animales que salieron vivos del golpe no huyeran hacia la carretera, –como sucedió en el accidente registrado en esta misma rotonda donde volcó un camión de ovejas– se realizó un pequeño corral improvisado con vallas, hasta la llegada de otro camión que cargase a los animales.

Las labores de retirada del vehículo pesado, debido a sus dimensiones, así como el traslado de los cerdos de un camión a otro fueron lentas, de modo que hasta las 19.20 horas no se dieron por concluidas.

Aunque se investigan las causas del accidente, se baraja la hipótesis de que la calzada mojada, unido a una posible velocidad inadecuada, fueron factores que pudieron influir en el accidente.

Punto negro
La rotonda de Buenos Aires se está convirtiendo en un punto negro para los conductores de vehículos pesados, debido a la cantidad de accidentes registrados durante este año.

Hace quince días, el domingo día 20 de marzo, sobre las 12.44 horas, se registró en la misma glorieta otra salida de vía de un camión refrigerador, con posterior vuelco que se saldó con un hombre holandés, de 43 años herido leve.

El accidente se registró en el punto kilométrico 339,900 de la A-66, en sentido Sevilla, a la altura de esta rotonda. Por causas desconocidas, el conductor del camión perdió el control del vehículo y volcó sobre las vallas protectoras de la mediana de separación.

En esta ocasión, la carga –jamones– no llegaron a esparcirse por la calzada. Los Bomberos tuvieron que intervenir para la limpieza de calzada y para esparcir espuma, ya que debido al impacto, el vehículo perdió combustible.

Las labores de retirada del turismo se prolongaron hasta las 20.30 horas.

El día 15 de febrero, la rotonda de Buenos Aires se inundó de ovejas y corderos, que asustados tras el accidente huyeron, ante el asombro del resto de conductores.

El conductor y el ocupante del vehículo pesado sufrieron contusiones con pronóstico leve. Peor fortuna tuvo una decena de animales que fallecó en el acto.

Por otra parte, en la tarde del pasado sábado otro camión volcó en el kilómetro 244,2 de la A-62, sentido Portugal. Los dos ocupantes del vehículo pesado, ambos de 36 años y de nacionalidad marroquí resultaron heridos.