Voluntarios castellanos y leoneses irán de vacaciones a Ecuador y Nicaragua para desarrollar proyectos solidarios

Castilla y León es una de las regiones que más participantes aporta, junto con Andalucía, Madrid, País Vasco y Valencia
Voluntarios castellanoleoneses pasarán sus vacaciones en Ecuador y Nicaragua para desarrollar proyectos de cooperación al desarrollo junto con ONG locales, que además les permitirán "conocer, trabajar e intercambiar" con las comunidades del lugar.

Esta iniciativa, que coordina en España Solidaridad Internacional, supone que los participantes paguen su billete a través de un sistema de compras conjuntas que resulta "más económico", y durante los 24 días que pasan en el lugar, colaboran en el desarrollo de algunos de los proyectos en marcha.

En concreto, en Ecuador se llevan a cabo proyectos de lucha contra la violencia y la salud sexual y reproductiva, así como de fortalecimiento de la gestión turística comunitaria en colaboración con las ONG locales Fundación Salud Amazónica y Red Solidaria de Turismo de la Ribera del Río Napo.

Por su parte, en Nicaragua participarán en la promoción de los derechos humanos, sociales y económicos de las mujeres, adolescentes y niñas en Acahualinca junto al Centro Nicaragüense de Promoción de la Juventud y la Infancia 'Dos Generaciones' y el Hogar Zacarías Guerra.

Al margen de estos dos proyectos, en los que ya se han inscrito varios voluntarios castellanoleoneses, Vacaciones Solidarias cuenta con un tercer destino en Bolivia, donde tiene lugar un proyecto de lucha contra la violencia de género y de salud sexual y reproductiva, en alianza con la Asociación Médica Privada Voluntaria 'Wiñay', la Confederación de Mujeres 'Bartolina Sisa' y el Centro de Promoción de La Mujer 'Gregoria Apaza'.

CALENDARIO DE SALIDAS
Los participantes viajarán hacia Ecuador y Nicaragua el próximo 3 de agosto, mientras que para Bolivia saldrán el día 9 del mismo mes. Para inscribirse, el plazo comenzó el pasado mes de abril y permanecerá abierto hasta que se cubran todas las plazas disponibles, según ha explicado a Europa Press Sandra Salazar, del Área de Voluntariado de Solidaridad Internacional.

Salazar también ha resaltado que "tradicionalmente" Castilla y León es una de las comunidades autónomas que más participantes aporta, junto con Andalucía, Madrid, País Vasco o Valencia, aunque ha advertido de que la crisis ha influido en el número de asistentes, pues éstos deben asumir el coste del billete para desplazarse hasta Latinoamérica.

Se trata de un programa para promover el voluntariado internacional que se lleva a cabo desde hace 15 años y que, según sus promotores, es "una oportunidad para conocer de primera mano" un proyecto de cooperación al desarrollo, el trabajo de una ONG española junto a ONG locales, "pero sobre todo es una oportunidad de conocer, trabajar e intercambiar con comunidades de países del sur que trabajan en la construcción de su propio desarrollo".

Entre los castellanoleoneses que han participado en esta iniciativa en anteriores ocasiones se encuentra la eurodiputada socialista Iratxe García, que viajó a Ecuador en 2008 y a Perú en 2010. García ha puntualizado que los voluntarios que viajan en verano a estos destinos no son "misioneros", puesto que las actividades que allí realizan "no es caridad".

"No somos salvadores, ellos son los que nos enseñan", ha manifestado, al tiempo que ha puntualizado la importancia de "aclarar las expectativas que se plantean" para evitar decepciones, pues "en un mes no da tiempo a cambiar el mundo, allí se va a conocer otras realidades y a aportar lo que se puede".

TURISMO SOSTENIBLE
García, que en 2008 viajó a la región ecuatoriana de Río Napo, ha recomendado la experiencia y ha mostrado su deseo de "repetir" en futuras ocasiones. En aquel viaje, participó en un "experimento de turismo sostenible" en plena selva amazónica.

Dentro de esta iniciativa, los voluntarios se encargan de asesorar a los nativos sobre "la mejor manera" de hacerlo atractivo a los turistas, mediante un cambio de la dieta que ofrecen o el aprendizaje del inglés, consejos que encontraron "muy buena receptividad", ya que "buscan lograr un desarrollo económico sin deteriorar el entorno".

Por su parte en Perú mantuvo encuentros con mujeres de distintos núcleos "semiurbanos" para "concienciar y combatir" la violencia de género en la región, donde "hasta hace tiempo era visto como algo normal".

También éste fue el proyecto en el que participó María Isabel García, una gallega que ha pasado gran parte de su vida en Salamanca. Durante su estancia, participó en un programa de radio, así como en pegadas de carteles y otras iniciativas para "denunciar la situación de estas mujeres e implicar a las autoridades".

Por lo que se refiere a la seguridad, ha subrayado la "tranquilidad" con la que se movió, aunque ha puntualizado que "hay que seguir una serie de pautas" como "no tomar un taxi en la calle o no salir sola al caer la tarde".

Ambas García han coincido en este extremo, incluida Iratxe, que ha reconocido que en el periodo que estuvo allí ocultó su condición de eurodiputada "para evitar posibles problemas".