Virginia Carrera: "Ganemos es oposición siempre. C's y PSOE tienen en ocasiones un acercamiento al PP que nos sorprende"

La portavoz de Ganemos Salamanca, Virginia Carrera.

La portavoz de Ganemos Salamanca hace balance del primer año de la formación en el Ayuntamiento de Salamanca.

Si tiene que hacer una valoración o poner nota a este primer año de trabajo de su grupo en el Ayuntamiento, ¿cuál se pone?

No voy a aprovechar para ponernos una nota, la nota nos la tendrá que poner la gente de la calle. Lo que si creo es que podríamos posicionarnos en cuanto cuál ha sido nuestra actividad, y ha sido intensa. Ese sería el adjetivo de este primer año de Ganemos en el Ayuntamiento. La nota que la ponga la gente que es a la que tenemos que rendir cuentas.

 

Lo que sí que tenemos claro es que este Ayuntamiento gobernado por el PP no aprueba, no aprueba ni llega al 5, y eso es lo que queremos dejar muy claro. Seguimos queriendo cambiar lo que está ocurriendo, nuestros objetivos no han bajado de nivel y creeemos que este año de intensidad ha generado otras formas de hacer política.

 

Se habló mucho de cambio hace cerca de un año, ¿ese cambio se ha producido? ¿Se ha producido en el nivel que se esperaba, o no?

Lamentablemente tengo que decir que ese cambio no vino porque Ciudadanos apoyó la investidura de Alfonso Fernández Mañueco, y el cambio no se tradujo en la realidad que queríamos. Ha habido momentos en que ha habido otros modelos, sobre todo una fiscalización que no ha habido hasta ahora, con una labor de la oposición en la que Ganemos Salamanca hemos tenido mucho que ver. Mucho, hasta el punto de que nuestra actividad tan intensa tiene que ver con visibilizar la falta de transparencia del Ayuntamiento y lo que hace falta para construir un consistorio de cristal. Seguimos con nuestra frase: a este ayuntamiento le falta abrir las puertas y ventanas.

 

Seguimos con nuestra frase: a este ayuntamiento le falta abrir las puertas y ventanas

 

Lástima que no hubiera ese cambio, por Ganemos hubiera sido posible, pero los compañeros de viaje no han querido cambio y eso se traduce día a día a lo que vemos en el Ayuntamiento. Muchas veces encontramos que el propio PSOE hace de portavoz del PP, que Ciudadanos no da el paso a posicionarse contra el PP y eso para la gente que queremos un cambio real es difícil.

 

La gente pidió cambio, ¿o no pidió cambio? Hay gente que dice que no es así porque Fernández Mañueco fue el más votado...

Que la gente que dice eso que evalúe como estaba el Ayuntamiento con dos grupos y como está ahora con cuatro. El cambio ha existido y va más allá de decir la palabra cambio. Hay otro modelo de hacer política y lo representa Ganemos Salamanca, y ese otro modelo necesita mayorías, pero lo que no le falta son propuestas. Necesitamos tener más concejales, esperemos tenerlos en próximas legislaturas, pero lo que no nos faltan son propuestas que, evidentemente, cuestionan el modelo del PP. No me quiero vincular al discurso de nueva o vieja política, sólo hay que acercarse al Ayuntamiento después de 20 años, que en un año se ha hecho más que en la anterior legislatura.

 

¿Es Fernández Mañueco el alcalde ideal para esta ciudad?

Evidentemente, Mañueco no es el alcalde ideal para esta ciudad.

 

¿Qué le falta?

No es que le falte, es que el alcalde ideal de esta ciudad tendría que ser una persona de Ganemos Salamanca. O una mujer de Ganemos Salamanca (risas).

 

Hay gente que piensa que ustedes han sido el compañero incómodo de esta corporación. ¿Cómo se sienten valorados por el resto de grupos?

 

Entiendo que para el PSOE el que surja un nuevo grupo que plantee demandas que quizás ellos no se atreven a plantear puede resultar incómodo

No me parece mal que crean que somos el compañero incómodo. Hemos venido aquí a no hacer las cosas como se estaban haciendo. Entiendo que para el PSOE el que surja un nuevo grupo que plantee demandas que quizás ellos no se atreven a plantear puede resultar incómodo. Y en segundo lugar, a un grupo como Ciudadanos le tiene que resultar incómodo que le recordemos cada semana que apoyó al alcalde del PP. Pero nuestra tarea ha sido la que tenía que ser, intentar cambiar este ayuntamiento, y eso no se hace desde la comodidad ni se hace desde el compadreo con el PP que es la dinámica de 20 años de este Ayuntamiento, y no queremos que siga así.

 

¿Existe el famoso tripartito? O eso es un invento para atizarles a ustedes...

El tripartito no existe como tal, pero hay un planteamiento por parte de la oposición que, en ocasiones, dice '¡basta ya!'. Y eso significa que hay que cuestionar lo que hace el PP. A nosotros ni nos molesta ni nos deja de molestar que haya tripartito: muchas veces vemos el tripartito azul. Últimamente lo estamos viendo en demasiadas ocasiones, nos gustaría más que hubiera un tripartito granate que se acercara más a Ganemos Salamanca. Bienvenido sea que la oposición cuestione la actuación del PP porque somos los que gobernamos, tenemos la mayoría, no lo olvidemos.

 

El tripartito no existe como tal, pero hay un planteamiento por parte de la oposición que, en ocasiones, dice '¡basta ya!'

 

Si le pido a usted que le coloque a Ciudadanos y PSOE, ¿son más de la oposición o son más del Gobierno?

No me atrevo a ponerles de forma permanente en un sitio. Hay actuaciones que han sido positivas en cuanto que la oposición hemos ido juntos. Pero en otras ocasiones encontramos falta de intensidad, falta de tener las cosas más claras y cómo cambiar este Ayuntamiento. Nosotros somos oposición siempre, creo que Ciudadanos y PSOE en ocasiones tienen un acercamiento al PP que nos sorprende, sobre todo por parte del partido socialista.

 

Otra cosa que se dijo hace un año: que iba a gobernar el pleno. No se acaba de visualizar.

 

El pleno tiene que ser el que gobierne, es el órgano más democrático y al que tiene más acceso la ciudadanía porque lo retransmitimos y lo puede ver todo el mundo. Y no conseguimos que esto sea así

El pleno tiene que ser el que gobierne, es el órgano más democrático y al que tiene más acceso la ciudadanía porque lo retransmitimos y lo puede ver todo el mundo. Y no conseguimos que esto sea así. ¿Por qué? Porque en muchos casos falta esa unión de la oposición para que el PP se vea obligado a que sea el pleno el que tome las decisiones. El último debate, el de los presupuestos participativos, que Ganemos defendió una moción (en diciembre) y que rechazaron el PP y los grupos de la oposición, y que ha llegado tarde y mal. Cómo puede ser que los presupuestos participativos no tengan un espacio de debate en el pleno: porque el resto de grupos no lo ven y prefieren seguir haciendo las cosas como hasta ahora, siendo invisibles. Hay modelos que no se están cambiando porque hay gente que está cómoda, y eso hay que decirlo.

 

Hay gente que alude a que hay competencias y que el alcalde puede guardar decretos en un cajón.

Eso lo dice el PP, que le interesa mantener los decretos en el cajón, pero el resto de la oposición tendríamos que estar abriendo esos cajones ya porque tenemos legitimidad, porque somos representantes elegidos igual que ellos, con nuestros votantes que nos respaldan. Y eso nos  da legitimidad para exigir que los cajones de este Ayuntamiento se abran, los decretos de alcaldía, los reglamentos y toda la información municipal que parece que el alcalde es adivino y la conoce antes de que se elabore.

 

¿Qué piensa del acuerdo Ciudadanos/PP?

Muchas veces, hemos pedido que Ciudadanos sea mucho más exigente. Con el acuerdo teníamos claro que el papel lo aguanta todo. Hay que tener la mirada puesta en todo lo que hace el equipo de Gobierno, y es muy costoso poder controlar todo lo que hace, más para nosotros que tenemos un interés desmesurado por saber lo que ocurre, conocer los movimientos políticos, llegar a ver qué está haciendo esta gente, estos señores del Gobierno... más todavía poder vigilar un pacto hablado entre ellos y que no fue público hasta el día de la firma.

 

Fiscalizar lo que han acordado para que Mañueco sea alcalde es una tarea que le debemos pedir a Ciudadanos. A nosotros no nos quita el sueño ese pacto, nos quita el sueño nuestro programa

 

Entendemos que ahí C's tiene una tarea, que es fiscalizar su pacto. Nuestro pacto es nuestro programa electoral, y queremos que se cumpla. Fiscalizar lo que han acordado para que Mañueco sea alcalde es una tarea que le debemos pedir a Ciudadanos. A nosotros no nos quita el sueño ese pacto, nos quita el sueño nuestro programa y lo vamos a defender hasta el final. Hemos sido el grupo que más mociones ha presentado hasta ahora, 42, la mitad de las que se han presentado, y no hemos votado nunca en contra de ninguna. Venimos a ser dialogantes, a construir, a hacer otro modelo de ciudad. Nuestro pacto, el pacto que tenemos con los ciudadanos, es el programa. Y se ve en las mociones, de todo tipo. Localistas, vecinales, sociolaborales y, por último, mociones que tienen que ver con otro tipo de mundo. Somos un grupo con las ideas muy claras.

 

Sobre la actividad de Ganemos, ¿alguna vez ha pensado 'esto lo teníamos que haber pensado cinco segundos' después de decirlo?

Pues posiblemente. Lo hemos pensado todos, todos los que estamos en esta corporación. Habremos tenido equivocaciones como todo el mundo. Hay que ser honestos con la gente: claro que nos habremos equivocado. Para empezar, ninguno de los cuatro que estamos ahí somos políticos profesionales, ninguno tenemos una dedicación exclusiva y, en mi caso, yo dono todo el dinero de dietas por acudir al Ayuntamiento a proyectos sociales y mantengo mi puesto de trabajo. Claro que me habré equivocado: no soy política profesional ni quiero serlo, pero en eso está la clave, en saber rectificar. Nos podremos equivocar o no, pero para nosotros el objetivo era cambiar la ciudad y para eso tendremos que cambiar el Ayuntamiento. Sigue siendo el mismo objetivo, ni yo ni mis compañeros hemos bajado el listón. Tenemos claro que esta ciudad merece otra forma de hacer política, y eso significa equivocarse, rectificar e ir aprendiendo por el camino.

 

Claro que me habré equivocado: no soy política profesional ni quiero serlo, pero en eso está la clave, en saber rectificar

 

¿Les perjudican las polémicas como los baños mixtos o la bandera de la República?

Una cosa que hemos aprendido es que la interpretación puede ser motivo de desencanto. Pero creo que la desinterpretación de algunos hechos o que en ocasiones no nos expliquemos lo suficiente, no nos quita el sueño. Yo estoy dispuesto a explicarle a cualquier vecino por qué hace falta que se reivindique un momento histórico o que se escuche a todo el mundo, y eso pasa por hacer propuestas que quizás nunca se han hecho, que para algunos serán importantes y para otros no, pero eso es lo bonito de la democracia. Tenemos muy claro que la mayoría de mociones que se han llevado han sido con grupos que trabajan esas materias en la ciudad. La inmensa mayoría de nuestras actuaciones han sido acertadas y hemos actuado con responsabilidad.

 

Participación y transparencia, ha habido avances, ¿también hay mucho postureo al respecto?

El avance es lento, planteamos que la transparencia parte del modelo que se quiere tener, y el modelo del Ayuntamiento es seguir con lo mismo y hacer un pequeño espacio a la transparencia. Cuando llegamos al Ayuntamiento propusimos acabar con las libres disposiciones, fuera, vamos a promocionar a nuestros funcionarios que son los mejores, sin la libre designación y el dedo. Y también dijimos que había que publicitar las actas, grabar las comisiones, y no se ha querido. Tenemos muy claro que no nos vale el modelo de mínimos: hemos venido a esta ciudad a cambiarla, no a recoger las migajas que nos deje el PP.

 

Tenemos muy claro que no nos vale el modelo de mínimos: hemos venido a esta ciudad a cambiarla, no a recoger las migajas que nos deje el PP

 

En transparencia, ¿hay una parte de postureo? Sí la hay, sí la hay, porque va muy acompañada de lo lento que va todo en el Ayuntamiento. Se aprueban cosas en el pleno, se toman en consideración propuestas de Ganemos, y el proceso para que se pongan en marcha es... Cada mes y medio repaso lo que se cumple y tenemos que salir a los medios, hemos tenido tres ruedas de prensa, la cuarta será en un mes, porque no se cumple. Hemos venido a proponer, pero también a cumplir con lo que hemos propuesto. Eso tiene que ver con el modelo de  transparencia. Les da miedo la transparencia, no sé si es porque son muchos años de dinámicas oscuras... no sé, son un grupo del PP y cada día nos levantamos con tramas cuestionables y corrupción. 

 

Otra cosa que ha cambiado mucho, la contratación pública, que no se parece en casi nada a lo que había.

Era una de las cosas que teníamos mayor preocupación: el contrato negociado sin publicidad no podía ser la dinámica general. Hemos conseguido que el procedimiento abierto sea la norma general. Sí es verdad que, en mitad de los procesos, a las propias empresas se les permite saber... Ha habido un gran cambio, hay más transparencia, y eso supone que no haya modificaciones de los pliegos o de lo acordado y eso tiene que ver con un objetivo de Ganemos, vigilar que los contratos se cumplan.

 

Para Ganemos el 100% de eficacia es devolver todo a gestión pública, seguimos con ese modelo, es el ideal para Ganemos. Seguimos investigando qué podemos remunicipalizar estos cuatro años

 

La contratación pública ha cambiado, pero le queda mucho para que sea una contratación 100% transparente y 100% eficaz. Para Ganemos el 100% de eficacia es devolver todo a gestión pública, seguimos con ese modelo, es el ideal para Ganemos. Seguimos investigando qué podemos remunicipalizar estos cuatro años.

 

Usted cree que si algún día el PP permitiera que se echara cuentas sobre esa posibilidad, ¿nos llevaríamos una sorpresa?

Nos llevaríamos una sorpresa a favor de remunicipalizar: los servicios municipales están suponiendo unos costes que estamos seguros que, si fueran gestionados de manera directa, no serían tan altos. En muchos casos encontramos eso, que los pliegos cambian, que se modifican créditos para beneficiar determinados intereses... al final esto es un compromiso, y el único compromiso que garantiza el 100% de eficacia es la gestión pública directa, no la subcontratada o la subvencionada.

 

¿Qué ha aprendido este año que le vaya a servir para los tres próximos?

Estoy contenta de la tarea que estamos haciendo en el Ayuntamiento, estoy contenta a nivel personal y de grupo. La tarea política es muy emocionante, es muy intensa, se aprende mucho y también tiene mucho de desasosiego. En política los tiempos marcan y no queríamos que los  tiempos nos comieran: he aprendido que no puedo perder el objetivo. Para estar en política hay que tener muy claras las cosas y el concepto de ciudad que quieres, y eso lo tengo muy claro para los próximos tres años. Ganemos Salamanca tiene muy claro qué modelo de ciudad quiere y es el que vamos a mantener.

 

He aprendido también que el modelo de Ganemos Salamanca es el modelo idóneo para conseguir que esta ciudad cambie. Hemos conseguido que personas de una confluencia ciudadana, de diferentes militancias y experiencias, hayamos creado un grupo de trabajo potente.

 

¿Cree que se tendrá que seguir viendo las caras con los señores Fernández Mañueco y Fernando Rodríguez?

 

Espero que tengamos la oportunidad de ver otro equipo de Gobierno, pero si no es así que a nadie le quepa duda que Ganemos seguirá proponiendo para que este Ayuntamiento llegue a la gente

Mi ilusión sería que cambiara, pero yo no soy adivina como el alcalde que tiene los informes antes de que se escriban. Espero que tengamos la oportunidad de ver otro equipo de Gobierno, pero si no es así que a nadie le quepa duda que Ganemos seguirá proponiendo para que este Ayuntamiento llegue a la gente, que es lo que tiene que hacer.

 

¿Es una emergencia que cambien las cosas?

Es una emergencia, porque los datos de la emigración de esta ciudad evidencia que nos quedamos sin gente. Es una evidencia porque la gente está pasándolo mal. Es una emergencia porque los servicios públicos se deterioran, nadie vigila ni se piden cuentas. Es una emergencia porque al final la gente lo que quiere es vivir tranquila y caminar por su calle. Por todo eso, que no es poco, es evidente que este ayuntamiento tiene que cambiar de modelo. Si seguimos esperando a ver qué pasa nos quedaremos con las emergencias en el primer cajón del despacho del alcalde, donde le gusta guardar las cosas.