Villarino 'despide' el verano con otro incendio intencionado

Fuego en Villarino de Los Aires

La Junta da por extinguido otro fuego en Villarino, protagonista imprescindible en la campaña de incendios forestales: todos los importantes de este verano han sido allí. El jueves fue foco de otro incendio intencionado.

El municipio de Villarino, uno de los más conflictivos de la provincia y de Castilla y León en materia de incendios, ha 'despedido' el verano con otro fuego que no ha ido a más por la rápida intervención de los servicios de extinción. La localidad de Arribes pasa por ser una de las habituales en los incendios forestales y desde hace años protagoniza siempre incidentes que, en ocasiones, terminan con gran cantidad de hectáreas calcinadas.

 

Esta vez ha sido otro fuego intencionado, declarado en la noche del jueves al viernes, que ha quemado algo más de ocho hectáreas. Hasta que se ha declarado extinguido esta misma mañana en el último parte de la Junta, ha requerido de numerosos medios: dos técnicos, cuatro agentes medioambientales, cuatro autobombas, dos cuadrillas de tierra, el helicóptero de Guadramiro y una cuadrilla helitransportada. Todo esto tiene un elevado coste económico que a los criminales del fuego no parece importar.

 

Villarino es tristemente conocido por ser el foco de muchos fuegos desde hace años. El 24 de julio se originó también un importante fuego, el de más dimensiones del verano, que obligó a evacuar a 80 personas. El 1 de septiembre, otro fuego intencionado (se declaró por la noche) obligó a cortar una carretera autonómica y a desplegar numerosos medios; acabó quemando cien hectáreas. Y todavía se recuerda el gran fuego de 2010, que quemó mil hectáreas del parque natural de Arribes en cuatro días de llamas.