Villanueva insiste en que la Junta actuó “en el momento oportuno” al conocer un nivel de solvencia “muy dudoso” en las cajas

El consejero advierte de que comenzó el proceso en 2007 y que los responsables de las entidades de ahorro no les hicieron caso

El consejero de Economía y Empleo de la Junta de Castilla y León, Tomás Villanueva, ha manifestado que el equipo de Gobierno actuó “en el momento oportuno” y “con cierta antelación” al conocer un nivel de solvencia “muy dudoso” en las cajas.

 

Entonces, en 2007, iniciaron “un proceso para ganar en capacidades y solvencia”, que contó con el apoyo de la Junta con la participación de la oposición y de los agentes sociales y económicos de la Comunidad.

 

Villanueva ha señalado que en ese momento fueron “prudentes” y que “reservaron” información que obraba en su poder. Aun así iniciaron una serie de contactos con los administradores de las cajas para tratar el asunto, pero “no hicieron caso”, ha lamentado.

 

Sobre las responsabilidades de todos los intervinientes, el consejero ha apuntado que espera que las asuman “todos”, incluso algunos medios de comunicación, que,  “por falta de información profunda y seria”, “dicen cosas que no parecen acertadas”.

 

Sobre la supervisión de las cajas, ha reseñado que es una función del Banco de España y que la Junta solo “colabora”. Para poner un ejemplo, ha apuntado que “nadie” le ha llamado para interesarse por la situación porque se informan a través de los organismos competentes como el Ministerio de Economía.