Villanueva descarta que Castilla y León esté entre las regiones apercibidas

Ha justificado la abstención del Gobierno de Castilla y León en el ámbito de su autonomía y de su libertad
El consejero de Economía y Empleo, Tomás Villanueva, ha descartado este viernes de forma tajante que Castilla y León esté entre las ocho comunidades autónomas apercibidas por el Gobierno por estar poniendo en riesgo el cumplimiento del objetivo del déficit para este año al mismo tiempo que ha garantizado que esta Región va a cumplir esos objetivos "con toda lealtad y respeto institucional".

Villanueva ha realizado estas declaraciones a preguntas de los medios de comunicación tras la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) de ayer en la que la comunidad autónoma de Castilla y León se abstuvo ante la dificultad de votar a favor de un objetivo --0,7 por ciento en 2013 y 0,1 por ciento para 2014-- sin saber con qué ingresos va a contar.

El consejero de Economía y Empleo ha justificado la abstención del Gobierno de Castilla y León, del PP, en el ámbito de su autonomía y de su libertad por lo que ha considerado que es una "exageración" hablar de deslealtad de esta autonomía con el Gobierno de la nación, al mismo tiempo que ha rechazado que esta decisión pueda generar inquietud o dudas en el seno de la UE siempre que se informe correctamente de la decisión.

"Las instituciones públicas pueden expresar lo que les parezca oportuno desde la seriedad, el rigor, el respeto", ha insistido Villanueva, que ha recordado que Castilla y León siempre ha defendido esta postura "gobierne quien gobierne".

Tras defender que había margen para adoptar otras decisiones, el titular de la cartera de Economía y Empleo en el Gobierno de Castilla y León ha garantizado que la comunidad autónoma cumplirá "de forma inequívoca" los objetivos marcados por el Gobierno. "No queremos tener desvío este año", ha añadido.

Villanueva ha recordado asimismo que la UE ha dado "cierta flexibilidad" al Estado español en el cumplimiento del objetivo del déficit público y ha aprovechado la ocasión para advertir de que Castilla y León no va a aceptar que se responsabilice a esta comunidad como culpable del "desastre económico y financiero" que vive el país.

Por otro lado, ha descartado cualquier falta de coherencia en el seno de la Junta de Castilla y León una vez que el portavoz, José Antonio de Santiago-Juárez, hablase por la mañana de un voto en contra cuando la consejera de Hacienda, Pilar del Olmo, optó finalmente por la abstención tras participar y escuchar a las partes en la reunión de Madrid.

Del mismo modo, ha aclarado que, hasta donde él conoce, no hubo presiones por parte del Ejecutivo central si bien ha admitido que, como siempre, hubo conversaciones. "Hablamos permanentemente", ha concluido.