Villamayor lanza su mirada al exterior gracias a su piedra

(Foto: Chema Díez)
Ver album

La localidad salmantina clausuróa la 15ª Feria de la Piedra argumentando su cada vez mayor expansión internacional, fruto del trabajo de muchas generaciones y con menciones especiales para los impulsores de este sector.

Villamayor ha lanzado ya 15 miradas, de las de verdad, a uno de los culpables de que la localidad salmantina haya traspasado las fronteras y se hable de ella en países como Egipto, Armenia o naciones de Sudamérica. Sí, todo es gracias a su piedra, esa que decora la mayoría del municipio, Salamanca, España y ahora continúa con su desembarco fuera de nuestras fronteras.

 

'15 años, 15 miradas' en el lema de esa edición de la Feria de la Piedra de Villamayor que ha puesto su punto y final con el recuerdo de los que un día levantaron este sector, los que lo mantienen y los que pueden hacerlo crecer de cara al futuro.

 

Al menos eso es lo que dejó caer entre líneas la coordinadora de este certamen, Ana del Arco, quien hizo referencia además a la importancia del oficio de los canteros y a un sector que ha sabido resistir a la crisis pese a todas las dificultades existentes derivadas del paso de los años.

 

No en vano, esta situación, según Del Arco, se supera con "trabajo y esfuerzo", y con el "orgullo de un pueblo hacia su piedra, que llena de identidad Villamayor y Salamanca y lanza una mirada a su gente". Quizá es por ello que esta edición ha tenido un sentimiento especial y así se ha remarcado.

 

El alcalde de Villamayor le entregó una placa a su padre como reconocimiento (Fotos: Chema Díez)

 

Por su parte, el alcalde de Villamayor, Ángel Luis Peralvo, no quiso dejar pasar la oportunidad para destacar la expansión "de la piedra de Villamayor. Ya se habla de esta piedra y de nosotros en Armenia, Egipto... y hay que seguir creciendo", al tiempo que agradeció la labor de todos los que algún día potenciaron una de las señas de identidad de este municipio del alfoz salmantino.

 

 

Fueron muchos los que recibieron una mención especial por su dedicación en algún momento de su vida o, simplemente, lanzaron una mirada a esa piedra, que aunque cumple 15 ferias, acumula siglos de vivencias que se recuerdan cada año.