Villa lidera la fiesta del Barça ante el Córdoba

Villa, protagonista del choque, celebra el gol que logró su compañero Alexis

El 'guaje'Villa ha sido el gran protagonista en la victoria del FC Barcelona ante el Córdoba (4-0), en el partido de vuelta de los octavos de final de la Copa del Rey, que sirvió como escenario reivindicativo para el asturiano, autor de dos goles, ambos de bellísima factura.

MADRID, 10 Ene. (EUROPA PRESS) -

 

El cuadro culé, que se medirá en cuartos al Málaga, no tuvo problemas para cerrar su presencia en la siguiente ronda. Al 0-2 de El Arcángel, auspiciado por un doblete de Messi, Jordi Roura --en sustitución de Tito que sigue en Estados Unidos-- decidió dar más minutos a los menos habituales, entre ellos: Villa.

 

El máximo goleador de la selección española estuvo sublime, no sólo por la calidad de sus goles, sino por la capacidad que tuvo para mostrarse, para pedir la pelota y reclamar la responsabilidad. Villa marcó el segundo tras un caracoleo mágico y definió en el tercero de disparo cruzado.

 

Los dos goles del 'guaje' llegaron tras el primero de Thiago Alcántara, que se recreó en el Camp Nou. El hispano-brasileño no escatimó en recursos para deleitar al respetable, mientras que el Córdoba --apenas sin llegadas al área de Pinto-- no pudo tan siquiera hacer cosquillas a los azulgranas.

 

En las filas albiverdes Joselu lo intentó con algún lanzamiento centrado, pero no encontró el camino para inquietar y 'disfrutar' del coliseo barcelonista, que se quedó con las ganas de aplaudir a su 'Balón de Oro'. A partir de ese momento, la atención se centró en Alexis Sánchez, quien también marcó un doblete en la segunda mitad, aunque el ex del Udinese no tuvo su día...

 

El chileno necesitó casi un milagro para batir al conjunto cordobesista, que miraba al cronómetro con ansia de que pasase el vendaval. Song se gustaba y Dos Santos más de lo mismo. En ese momento, Alexis marcó el 4-0 de cabeza y cerró la cuenta con un rebote dentro del área de castigo, en los cinco últimos minutos.

 

Así se clausuró una eliminatoria sin historia, que deja de manifiesto la necesidad del partido único, y en la que los pupilos de Berges no tuvieron un sólo segundo de felicidad para poder creer en la clasificación. Como diría el eslogan del Córdoba... "la Copa mola", aunque en esta ocasión sólo será para los de Vilanova.

 

Rubén Castro despeja dudas

 

Por otro lado, el Betis se impuso a Las Palmas en el partido de vuelta (1-0) gracias a un tanto de Rubén Castro en el minuto 85. El canario, que ya marcó en el duelo de ida, sentenció a sus paisanos cuando apenas no tenían margen para la reacción.

 

Los insulares, que se quedaron con uno menos por expulsión de Corrales en el minuto final, se marchan de la Copa tras haber firmado una notable actuación, únicamente empañada por la derrota de este jueves. Los pupilos de Pepe Mel se medirán en cuartos de final al Atlético de Madrid.