Vientos de 70 km/h y hasta 60 litros por metro cuadrado, 'latigazos' del otoño en Salamanca

(Foto: I. C.)

Las precipitaciones pueden prolongarse hasta primeras horas del viernes 14 en la meseta y sur de la provincia.

La Agencia de Protección Civil de Castilla y León ha informado de la aparición de vientos y lluvias en siete provincias de la Comunidad a lo largo de este 13 de noviembre, según han informado a Europa Press fuentes de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente.

  

En concreto, por provincias, en Ávila se prevén precipitaciones de lluvia con acumulación de hasta 60 milímetros en doce horas en el Sistema Central y sur de la provincia, que se prolongarán hasta primeras horas del viernes 14.

  

En el caso de Burgos, se prevén vientos con rachas de hasta 80 kilómetros por hora en la cordillera Cantábrica y zona norte y de 70 en la meseta.

  

En León, se prevén vientos con rachas de hasta 90 kilómetros por hora, así como precipitaciones de lluvia con acumulación de hasta 40 milímetros en doce horas en la Cordillera Cantábrica.

  

Por su parte, en Palencia se prevén vientos con rachas de hasta 90 kilómetros por hora en la Cordillera Cantábrica y de hasta 70 en la meseta. Además, se prevén precipitaciones de lluvia con acumulación de hasta 40 milímetros en doce horas en la Cordillera Cantábrica.

  

En Salamanca, se prevén vientos con rachas de hasta 70 kilómetros por hora en la meseta. Además, se prevén precipitaciones de lluvia con acumulación de hasta 60 milímetros en doce horas en el Sistema Central y sur de la provincia, que se prolongarán hasta primeras horas del viernes 14.

  

Asimismo, en Valladolid se prevén vientos con rachas de hasta 70 kilómetros por hora en toda la provincia y en Zamora de hasta 90 en Sanabria y hasta 70 kilómetros por hora en la meseta. Además, se prevén precipitaciones de lluvia con acumulación de hasta 40 milímetros en doce horas en Sanabria.

 

CONSEJOS ANTE EL VIENTO

  

Ante la predicción de vientos la Agencia de Protección Civil propone una serie de medidas para prevenir incidentes, en el caso de las viviendas revisar los anclajes de los elementos fijados en el exterior del edificio como antenas, carteles, macetas, cornisas, persianas, toldos, etcétera; asegurar puertas y ventanas, especialmente las exteriores; no salir de casa o refugio durante el vendaval por el peligro de desprendimiento de cornisas u otros materiales; y permanecer lejos de las ventanas con cristales, que pueden estallar por la presión del viento exterior.

  

En caso de estar en el exterior, no protegerse del viento en zonas próximas a muros, tapias o árboles; no circular bajo anuncios publicitarios o andamios; no hacer fuego; extremar las precauciones si se conduce, con una menor velocidad y asegurando las manos sobre el volante.

  

La Agencia también ha señalado que lo mejor es no quedarse dentro del coche, sino buscar refugio en lugar seguro e incluso, si es preciso, meterse debajo del vehículo.

  

Además, se aconseja no tocar cables ni postes del tendido eléctrico, prestar atención a las emisoras de radio y televisión y, ante cualquier emergencia, contactar con el teléfono 1-1-2.