Victoriano Sánchez Trapero: "Jubilarme fue muy triste porque estaba en plena forma"

Victoriano Sánchez Trapero junto al alcalde de Alba de Tormes, Jesús Blázquez. (Foto: David de Jesús)

El alcalde de Alba de Tormes, Jesús Blázquez, ha agradecido Sánchez Trapero el trabajo realizado a lo largo de su vida en su trayectoria profesional y en Alba de Tormes. 

El Ayuntamiento de Alba de Tormes ha homenajeado al ex fiscal, Victoriano Sánchez Trapero, por su trayectoria de más de 40 años en el ejercicio de su labor profesional y por ser hijo de la villa ducal.

 

 

El homenaje ha sido en su domicilio rodeado de sus seis hijos y varios nietos. Hasta la casa de Sánchez Trapero se ha desplazado el alcalde de Alba de Tormes, Jesús Blázquez, que le ha expresado su urgullo y agradacimiento: "Somos todos gracias a ti", le ha dicho el alcalde cogiéndolo de la mano.

 

 

Victoriano ha trabajodo en numerosas ciudades españolas en el ejercicio de su profesión tales como: Vigo, Palencia, Valladolid, Zamora, pero sus comienzos fueron en Alcañiz.  

"Tengo muchos años, pero más viejos es el castillo y cria gabiluchos", ha asegurado Victoriano, riéndo, a TRIBUNAsalamanca.comEl fiscal aún recuerda lo triste que fue el día en el que tuvo que dejar su cargo debido a la jubilación, ya que asegura que, por aquel entonces, se encontraba en pleno desarrollo de todas sus facultades. Ahora, con 98 años, vive en su casa de Alba de Tormes, rodeado de sus familiares y alegre por el cariño que ha recibido al recibir el homenaje del Ayuntamiento de Alba de Tormes. 

 

 

Tras su jubilación fue condecorado con la más alta distinción que otorga el Ministerio de Justicia: la Cruz de San Raimundo de Peñafort. Después de su jubiliación fue vice presidente de la Cruz Roja en Salamanca para no quedase inactivo y colaboró con la iglesia como monitor para realizar los cursos prematimoniales. También fue miembro del casino de Alba de Tormes desde bien temprana edad porque su padre fue uno de los fundadores del mismo.