Victoria por CO... RAJE

El Guijuelo consigue una gran victoria con trabajo y oficio siendo incluso superior con diez hombres al Rayo B.

Dicen que los equipos se crecen ante las adversidades y el CD Guijuelo se enfrenta cada día a una nueva desde que se inició la temporada. Los problemas económicos, los impagos, las lesiones o la salida de jugadores (Ochoa jugó su último partido y parte rumbo a Tenerife) son los principales frentes a los que planta cara a un equipo que rinde a la perfección y que consiguió contra el Rayo B una de esas victorias para recordar, jugando más de 40 minutos con uno menos y remontando el partido con diez. Ya se sabe, la fe y el trabajo mueven montañas… victoria de CO..RAJE.

 

Tres goles en trece minutos de juego. Hacía mucho que las gradas del Municipal no veían algo así y más teniendo en cuenta la sequía goleadora del equipo salmantino, que empezó el choque de la mejor manera posible, con un 2-0 en el marcador, emborronado por un tanto de Juanito para el Rayo B en el fatídico minuto 13.

 

Un córner botado por Ochoa en el minuto 4 sirvió para que Manolo de cabeza y solo en el segundo palo hiciese el primero aprovechando la estrategia a la perfección, convirtiéndose el defensa en uno de los goleadores del equipo. Y poco después, y casi sin tiempo para la celebración, el ‘juvenil’ Chema se aprovechaba de un error en la entrega de un jugador del Rayo B para ser el más listo de la clase para plantarse ante Ismael y batirle por bajo, colocando el 2-0 en el minuto 10.

 

Y dentro de esta vorágine de goles y juego, el Rayo encontró un pequeño resquicio aprovechando un fallo de la zaga del Guijuelo que dejó rematar a Juanito dentro del área para batir de tiro cruzado a Edu Calvo, llevando el 2-1 al marcador en los trece primeros minutos de juego. A partir de ahí,

 

Sito salió con todo lo que tiene y la ‘novedad’ de Aspas por banda izquierda en lugar de Herranz o Moreno, intercambiando la posición en la mediapunta con un Chema excelso y trabajador, ante la baja del ‘genio’ Romero. Los minutos pasaban y el partido se convertía en un auténtico ‘correcalles’ con muy poca pausa en el juego y ambos conjuntos tenían menos tiempo del deseado el balón en su poder, pero el Guijuelo era mejor.

 

Chema seguía siendo el principal protagonista por su garra, su lucha y su pelea y por aguantar multitud de patadas, ‘bocadillos’ y golpes enseñando al fútbol que con 36 años tiene cuerda para rato. El equipo estaba bien atrás, con Gonzalo y Ochoa (se le echará mucho de menos)  haciéndose grandes y con los hombres de arriba con mayor movilidad, parando ese ‘correcalles’ y haciéndose el Guijuelo el dueño del partido, cerrando una primera mitad con peligro a balón parado. 45 minutos en los que el Guijuelo fue mejor y ganaba de forma merecida.

 

Empata el Rayo B, el Guijuelo con diez, pero…

 

En la segunda parte, y con un Guijuelo mejor sobre el terreno de juego, los de Sito sufrirían un revés que les iba a costar caro con la expulsión de Chema, merecida, perdiendo a su mejor hombre y viendo como el Rayo les empataba a dos goles.

 

Era el minuto 51 cuando el rayo B tuvo una triple ocasión mandando el balón dos veces a la madera y una tercera que terminó con Chema ejerciendo de Edu Calvo para sacar con las manos un balón que se colaba dentro, mostrando que vale para todo. El árbitro no lo vio en primera instancia y fue el línea el que se percató de una acción que vieron todos menos el colegiado Del Olmo Codes.

 

Perea se encargó de transformar el penalti, poniendo muy cuesta arriba el partido para los de Sito que estaban siendo mejores y lo seguirían siendo pese a jugar con diez hombres más de 40 minutos. El Guijuelo tuvo varias ocasiones para adelantarse en varios saques de esquina y en uno de ellos, en el minuto 60, Manu Moreira, otro de los destacados del partido, aprovechó un balón que peleó para batir dentro del área al portero del filial rayista, llevando el delirio a las gradas y haciendo justicia en el marcador.

 

El Guijuelo contaba con la estrategia y con la cabeza de Manolo para crear peligro en cada balón colgado, aprovechando también la velocidad de Manu y el trabajo sin recompensa de Garban, que pelea cada balón como si fuese el último. Moreira siguió dejándose la piel en cada carrera, y Sito varió el ataque sentando a Garba por Moreno y dejando arriba una línea de tres con Moreno, Aspas y Manu cerrando muy bien las acometidas del Rayo B.

 

El CD Guijuelo fue incluso mejor con diez y consiguió una victoria de mérito frente a un rival directo en la lucha por la permanencia, demostrando que el equipo está por encima de los nombres y hombres. Esto es opinión. La pregunta es dónde podía llegar este equipo si sus condiciones de trabajo fueran las óptimas. Por desgracia, no lo sabremos… esto es opinión. Pero sin duda, el Guijuelo consiguió una victoria de hombres y no de nombres…

 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

CD GUIJUELO: Edu Calvo; Valero, Ismael, Tejedor, Manolo; Ochoa, Gonzalo, Manu (m. 85 Navarro), Chema; Aspas (m. 91 Herranz) y Garban (m. 72 Moreno).

 

RAYO B: Ismael; Robert, Álex (m. 66 Rida), Mario, Suso (m. 46 Gabri), Cuerva, Nono, Chevi (m. 85 Nanclares), Juanito, Sáez y Perea.

 

ÁRBITRO: Del Olmo Codes (colegio andaluz). Expulsó por roja directa a Chema (m. 51) y amonestó con amarilla a Aspas (m. 71) por parte del Guijuelo y a Gabri (m. 63) y a Robert (m. 69) por parte del Rayo B.

 

GOLES: 1-0, minuto 4 Manolo. 2-0, minuto 10 Chema. 2-1, minuto 13 Juanito. 2-2, minuto 51 Perea de penalti. 3-2, minuto 60 Manu Moreira.

 

EN DETALLE: Partido disputado en El Municipal de Guijuelo ante 400 espectadores. Muy frío en lo meteorológico.