Victoria muy trabajada del Navega con final de infarto

Las salmantinas se impusieron al Moratalaz por tres goles a dos
Las chicas del Navega han conseguido una victoria muy trabajada ante el CED Moratalaz en un encuentro con goles y con emoción hasta el final. El partido no pudo comenzar mejor para el equipo salmantino. Con apenas 42 segundos de juego, una jugada por banda izquierda de Bea Iglesias acabó en gol. Silvia Pereira lanzó de volea a la escuadra izquierda de la meta defendida por la madrileña Beatriz, que no pudo hacer nada para evitar que las jugadoras salmantinas se adelanten en el marcador.

A partir de este momento el equipo salmantino intentó controlar el encuentro, pero las madrileñas respondieron con peligrosos contraataques, que hicieron emplearse a fondo tanto a la portera Sandra Rodriguez como a la defensa salmantina. Fue a partir del minuto 30 cuando las charras comenzaron a hacerse dueñas de la situación y las oportunidades comenzaron a llegar con disparos de Ana González, Bea y Lorena. No obstante, la primera parte concluyó con el 1-0 inicial.

Tras la reanudación el encuentro cambió por completo. El equipo madrileño salió muy fuerte y se hizo el dueño de la situación, llevando peligro una y otra vez a la portería salmantina. Así, en el minuto 18 un gran disparo de la jugadora madrileña Miriam, se coló por la escuadra llevando el empate a uno al marcador. Sin embargo, en el minuto 21 la gran oportunidad fue para las jugadoras charras, cuando Lucy, sola ante la portera visitante Beatriz y con todo a su favor, falla en el remate.

El equipo madrileño continuaba con su dominio y en el minuto 32 llegó el jarro de agua fría para el Navega. Un corner lanzado por el equipo madrileño lo remató Lucía, libre de marca, que envió el balón al fondo de las mallas. A partir de este momento las jugadoras charras se convirtieron en un auténtico vendaval de juego y en el minuto 37 una llegada de Amelia por la banda derecha sirvió para establecer de nuevo el empate.

Cuando apenas quedaban cuatro minutos para el final del encuentro Amelia se plantó sola de nuevo ante la portera visitante, que detiene el disparo. Sin embargo, el rechaze le cae a Silvia, que remató al fondo de las mallas de la porteria visitante, llevando el 3-2 al marcador y que significaría la victoria para el equipo salmantino.