Victoria del Carbajosa, que sigue en su mejor nivel aunque no se juegue nada

Raúl Crespo, jugador del Carbajosa, en una imagen de archivo (Foto: Tribuna)

Se han marcado como objetivo ser el equipo más anotador y menos encajador de la Liga.

FICHA DEL PARTIDO

 

48 Agustinos Lesa (11+12+10+12): Martínez, I (6), Fidalgo, G (12), Álvarez, C (8), Castro, F (4), Marcos, A (0) -cinco inicial- Beltrán, S (2), Díez, D (0), Mateos, P (6), González, A (6) y Díez, G (4).

 

98 Aquimisa Carbajosa (25+19+25+29): Pepe (9), Víctor Martín (11), Teon Beckett (12), Óscar Iglesias (15), Mario (22) -cinco inicial- Raúl (3), Nistal (18) y Carlos Martín (8)

Aquimisa Carbajosa venció a Agustinos Lesa en uno de los mejores partidos de la temporada para los salmantinos. Pese a que el equipo no tenía opciones de pelear por el liderato, los jugadores entrenados por Víctor Rico desplegaron un fabuloso juego y se divirtieron en la victoria por 50 en León, en un encuentro en el que destacó la buena defensa, el gran acierto desde 6,75 (13 triples) y la anotación de todos los jugadores charros.

 

El ritmo de los del alfoz fue elevado desde el principio del partido. Algo que se truncó en el minuto 6 por un parón en el juego, y es que el ímpetu del Mario provocó que el dominicano se cargara el aro de la canasta al hacer un mate. Reanudado el encuentro, Aquimisa Carbajosa comenzó a imponer su ley desde la línea de tres, con un muy inspirado Nistal. Al final del primer parcial, los visitantes ya mandaban por 11 – 25.

 

En el inicio del segundo cuarto, Aquimisa Carbajosa seguía ganando el partido desde la defensa. Un gran nivel atrás permitía correr a los jugadores entrenados por Víctor Rico, que poco a poco veían cómo aumentaba la ventaja en el marcador. Pese a ello, el ritmo de los salmantinos decayó en la segunda mitad del parcial. Parecía que Agustinos podría ajustar ligeramente el marcador, pero seguía mandando el cuadro visitante (26 – 44).

 

El paso por vestuarios no frenó la sangría de Aquimisa Carbajosa, que hacía daño con su tiro exterior. Nistal, con siete triples, era clave. Víctor Rico iba dando poco a poco minutos a todos los disponibles y los jugadores respondían: nadie se quedó sin anotar. Mario seguía haciendo daño en la zona visitante y Víctor también cuajaba un gran partido. La buena actitud en defensa desquiciaba a los leoneses.

 

Con una marcador de 36 – 69 arrancaban los últimos minutos. El objetivo de ser el equipo con mejor racha de triunfos, el que más anota y el que mejor defiende seguía estando presente. La clave pasaba por dejar al rival en torno a 50 puntos y en anotar más de 81. Ambos se consiguieron. Con un gran ritmo de juego, el partido terminó 48 – 98 y con los jugadores de Aquimisa Carbajosa divirtiéndose en la cancha.