Victoria de brocha gorda

DECIDIÓ EN LOS ÚLTIMOS MINUTOS. Celta Indepo aguantó con un buen partido por delante de Avenida durante mucho tiempo pero al final la defensa salmantina las ahogó
Teresa Sánchez
Perfumerías Avenida sumó una nueva victoria, y van diez en diez partidos de Liga, y lo hizo demostrando capacidad para adaptarse a las situaciones. El salmantino es un equipo que, sobre todo en los últimos tiempos, acostumbra regalar victorias vistosas, casi como pintadas con el fino pincel de un buen artista. Pero en días como el de ayer, en el que las florituras no salen, es mejor dejar a un lado las exquisiteces y resolver la papeleta aunque sea a base de brocha gorda. De trabajo, de aplicación y de saber dar el golpe oportuno en el momento definitivo. Eso es lo que hizo el conjunto salmantino en Vigo.

El Perfumerías Avenida sufrió más de lo previsto para hacerse con la victoria ante un Celta Indepo que llegaba muy herido al partido, pero que a pesar de la derrota sale reforzado tras una mala racha de partidos y resultados.

El esperado momento de la reacción local por fin llegó. Durante varias semanas fueron muchos los momentos en los que se habló de la reacción del Celta Indepo. Ayer, los aficionados que acudieron a As Travesas, no tardaron mucho tiempo en darse cuenta que las buenas sensaciones habían vuelto a la plantilla viguesa, que además tenía enfrente a un Avenida agotado tras unas semanas de competición muy duras. El de ayer fue un partido muy intenso.

La actitud defensiva de las de Miguel Méndez les permitió frenar los primeros ataques del conjunto salmantino, en donde Erika y Sancho llevaban la batuta. En ataque las cosas no fueron mucho más fáciles, ya que la defensa de anticipación del conjunto salmantino hizo que las viguesas perdieran numerosos balones. La igualdad fue la tónica general de los primeros diez minutos de juego. Ninguno de los dos equipos consiguió distanciarse en el marcador, y solamente cuando el Perfumerías Avenida se marchó con cuatro puntos de ventaja, Miguel Méndez no tardó en reaccionar solicitando un tiempo muerto que valió para llegar al final de los primeros diez minutos de juego con tan sólo dos puntos de desventaja.

En el segundo cuarto el partido mejoró técnicamente y se vieron a dos equipos con altos porcentajes de acierto en el tiro. Lucas Mondelo, técnico del conjunto salmantino, no las tenía todas consigo y las rotaciones en el banquillo fueron constantes. Los mayores problemas para el conjunto vigués, llegaban cuando el Perfumerías tenía en pista a Sancho y Erika.

El equipo local vivió sus mejores minutos a cinco para el descanso. Mondelo se vio en la obligación de solicitar un tiempo muerto ya que el Celta Indepo se había puesto por delante en el marcador con tres puntos de ventaja, y defensivamente las viguesas estaban bastante por encima de las salmantinas.

El técnico del conjunto azulón se dio cuenta en el descanso de que era obligatorio tener en pista a sus dos mejores jugadoras para tener opciones a la victoria. El descanso debería quedar para otra ocasión. La defensa de la escuadra local seguía siendo clave para que el Perfumerías no anotara con facilidad. Lo bueno es que las viguesas también tenían problemas para ver el aro rival, teniendo que echar mano del tiro exterior, ya que dentro era muy difícil jugar con Erika bajo el aro.

Perfumerías Avenida alcanzó su máxima ventaja a tres minutos para el final del tercer cuarto, cuando una acción de dos más uno de Sancho, y una técnica a Miguel, les permitió llegar a los seis puntos.

Los últimos diez minutos de juego comenzaron con la cuarta falta de Erika y dos fallos consecutivos de las celestes en ataque que permitieron al conjunto visitante salir a la contra y ampliar su ventaja hasta los nueve puntos. Tras un tiempo muerto de Lucas Mondelo, el Celta se colocó en zona para forzar el tiro exterior salmantino, pero éstas aprovechaban las segundas opciones de tiro.

La quinta personal de Sancho, que llegó tras una antideportiva por protestar volvía a poner a las de Méndez a cinco puntos de las salmantinas, pero la falta de contundencia en ataque volvió a permitir que las salmantinas volvieran a los nueve puntos. Ante la ausencia de Sancho, el Perfumerías protegió a Erika sacándola debajo del aro, lo que ayudó a que el conjunto vigués tuviera problemas para circular el balón. Al final, victoria de Avenida tuvo que esforzarse al máximo para no perder en Vigo su primer partido en el campeonato liguero.