Victoria de Aquimisa ante un Maderas Peralta que estuvo a la altura (46-59)

Bonito homenaje a una generación excepcional y a los mecenas que llevaron al equipo a LEB hace 10 años. Todas las imágenes del 'reencuentro', en esta GALERÍA.

Tal y como parecĂ­a lĂłgico, Aquimisa se impuso a Maderas Peralta en el partido de homenaje a ĂŠste Ăşltimo equipo en el dĂŠcimo aniversario de su ascenso a LEB.

Sin duda, el choque fue un merecido homenaje a esta generaciĂłn casi irrepetible que llevĂł al equipo salmantino a Liga LEB y que, diez aĂąos despuĂŠs, presume de mantener sus vĂ­nculos de amistad mĂĄs allĂĄ del baloncesto.

El equipo local (Peralta pidió vestuario, banquillo y estatus de local como en los viejos tiempos) dio ‘guerra’ hasta el final jugando tan agresivo como era habitual hace diez años y demostrando que aún no se les ha olvidado jugar al baloncesto a ninguno de sus integrantes. De hecho, solo hay que repasar los dos primeros parciales para comprobar la igualdad de la primera parte (17-17 y 12-11).

Fue el tercer cuarto, al venirse abajo la condiciĂłn fĂ­sica de Maderas Peralta, cuando se notĂł mĂĄs la diferencia sobre la cancha. Aquimisa corriĂł y ahĂ­ estuvo la clave para dejar a su rival en 6 puntos en estos diez minutos (15-6).

En el Ăşltimo cuarto, lejos de venirse abajo y jugar 10 minutos, Peralta apretĂł en defensa para que el luminoso estuviera ajustado y de hecho consiguieron estar en partido hasta el pitido final.

FICHA:

46 MADERAS PERALTA (17+11+6+12): Jorge Granda (8), Ion Aramendi (1), Carlos Núñez (7), José Mª Aramendi, Roberto Villasante (10) –cinco inicial- Ismael Khalil (3), Santi Aramendi, Javier Núñez (1), Óscar Núñez (7), Juanma Montañés, Íñigo Aramendi, Alberto Ramos (4).

59 AQUIMISA (17+12+15+15): Alberto Ramos, Alberto Alonso (8), José A. García (4), Pedro de la Calle (12), Toño Rodríguez (11) –cinco inicial- Carlos Sánchez (6), Diadia Mbaye (8), O. Iglesias, Muñiz, Carlos de Dios (10).

ÁRBITROS: P. Martín y R. Merchån. Sin eliminados en el partido.

INCIDENCIAS: Encuentro disputado en el pabellĂłn de WĂźrzburg ante unas 400 personas.