Vicente del Bosque, seleccionador nacional “Es un premio a una trayectoria en la que he trabajado mucho”

 
D.G. / I. C.

El seleccionador nacional Vicente del Bosque atendió la llamada de TRIBUNA de Salamanca para mostrar su agradecimiento por el galardón: “Es un motivo de orgullo para cualquiera y quisiera ofrecer el máximo agradecimiento a todas las personas que me han apoyado en esta ocasión y que han tenido en cuenta la labor desarrollada”, comenta el entrenador salmantino.

Para Vicente del Bosque, el Premio del Deporte de Castilla y León significa “un reconocimiento a una trayectoria en la que he tenido que trabajar muchísimo. Salí de Salamanca muy joven, con apenas 17 años. Ha sido un recorrido muy largo hasta ahora y la verdad es que no ha sido nada fácil”.

El actual seleccionador nacional reconocía que tenía pesar por no haber podido ser nunca profeta en su tierra, pero al mismo tiempo admitía que nunca se ha separado de su Salamanca natal y que siempre ha estado cerca tanto física como espiritualmente: “Tengo un gran apego a mi tierra y noto el apoyo y el cariño de la gente cada vez que voy allí. Residí en Salamanca hasta los 17 años, tengo casa y vuelvo todos los veranos desde que me fui salvo en un par de ocasiones. Nunca he querido perder el contacto con Salamanca y estoy muy ligado a todo lo que allí sucede”, señala el ex entrenador del Real Madrid.

Un Vicente del Bosque que atraviesa por una de las mejores etapas de su vida en el ámbito personal: “No me puedo quejar, pero tampoco puedo evitar mirar atrás y quedarme con una sola etapa de mi vida. He trabajado durante 35 años en el Real Madrid, que es uno de los clubes más importantes del mundo, y allí he asumido responsabilidades muy importantes, que es algo que no es fácil”, comenta.

Precisamente, echando la vista atrás Del Bosque recuerda que tras salir de las categorías inferiores de la UDS, en edad juvenil, para irse al Real Madrid ha permanecido como socio del club unionista, como lo fue su padre, “con uno de los números más bajos”. Además, también figura como accionista de la UDS desde hace varios años.

El año 2010 ha comenzado de forma excepcional para Del Bosque en el aspecto individual, pero él quiere continuar con un gran éxito colectivo con la selección española. Es decir, ganar el Mundial de Suráfrica: “En ello estamos. Creo que tenemos muy buenos jugadores y vamos a prepararnos muy bien para intentarlo”, comenta
El salmantino también quiso referirse al modelo deportivo que se sigue en la Comunidad Autónoma de Castilla y León: “Se ve que se ha mejorado en muchos aspectos, con la construcción de buenas infraestructuras y una adecuada formación de técnicos deportivos que consiguen grandes resultados con los deportistas”.

Además, instantes después de recibir el galardón, Del Bosque tuvo un especial recuerdo para el periodista salmantino Carlos Gil Pérez, que fue además director técnico de la Real Federación de Atletismo (RFEA) entre 1979 y 1988, y que falleció el día de Navidad a la edad de 78 años. “Me ha alegrado enormemente conocer que se dé su nombre a la pista cubierta de atletismo que construirá el Ayuntamiento de Salamanca en la Ciudad Deportiva de La Aldehuela”, explicó, además de subrayar “la calidad humana y la excelente pluma” de Gil Pérez, al que le unía “un gran afecto”.