Vicente del Bosque, gran favorito al premio Castilla y León del Deporte

SELECCIONADOR NACIONAL. Su trayectoria al frente del combinado español, así como su extenso palmarés internacional como jugador y técnico pesarán.
T. S. H.

El salmantino Vicente del Bosque, actual entrenador de la selección nacional de fútbol, es el principal favorito para ser nombrado premio Castilla y León del Deporte, en un fallo que el jurado de este galardón dictaminará en los próximos días. Del Bosque puede suceder al ciclista abuelense Carlos Sastre en el palmarés de este premio y se convertiría en el primer salmantino que recibe este premio desde que se instauró en el año 2003.

Después de una larga carrera como futbolista y entrenador en el Real Madrid y Besiktas, Vicente del Bosque se confirma su nombramiento como seleccionador nacional en sustitución de Luis Aragonés en julio de 2008, debutando con victoria por 0-3 el 20 de agosto de 2008 en un amistoso ante Dinamarca.

En junio de 2009 disputó la Copa Confederaciones, en la que consiguió el tercer puesto, tras vencer, en la prórroga, a la selección sudafricana por 3-2 en la final de consolación. El pasado 20 de enero fue designado como mejor seleccionador nacional de 2009 después de cerrar una clasificación histórica para el Mundial con diez victorias de diez encuentros.

Antes de llegar a los banquillos, el salmantino había triunfado en los terrenos de juego. Como jugador, Vicente del Bosque jugó en la posición de centrocampista un total de 441 partidos oficiales en el Castilla, Córdoba CF, Club Deportivo Castellón y Real Madrid. Fue internacional en 18 ocasiones con España jugando la Eurocopa de 1980. Como jugador, en el Real Madrid, ganó cinco títulos de Liga y cuatro títulos de Copa del Rey.

Una vez abandonada la práctica del fútbol, Del Bosque se incorporó como técnico en las categorías inferiores del Real Madrid. Debutó como entrenador del primer equipo tras la destitución de Benito Floro en 1994, aunque ocupó el cargo dos meses. Finalmente, en la temporada 99/00, el club decidió encargarle de manera estable la dirección del primer equipo en sustitución de John B. Toshack. El resultado fue satisfactorio para el club: consiguió ganar la Champions League de 2000. En sus cuatro temporadas como entrenador consiguió dos Champions League (2000 y 2002), dos Ligas (2001 y 2003), una Supercopa de España en 2001, una Supercopa de Europa en 2002 y una Copa Intercontinental en 2002.