Vía Crucis sonoro en Villarino en la 166 noche de guardia

Los vecinos realizaron el acto procesinal con pancartas, cencerros y cacerolas para hacerse notar en protesta por los encierros. Los visitantes se unen a la queja. 

El Centro de Villarino cumplió la noche 166 de vigilia, de nuevo con centenares de vecinos protestando por el cierre de las urgencias. En esta ocasión celebraron un acto simbólico puesto que todos realizaron un via crucis por el pueblo,

 

Pero no fue un acto procesional al uso. El silencio esta vez fue sustituido por el ruido de de cacerolas, cencerros y tambores con los que los vecinos quisieron dejarse oir en protesta por el cierre de las urgencias. En estas fechas contaron además con el apoyo de los visitantes de Semana Santa y en total se reunieron más de 250 personas en el centro.

 

Los vecinos no se conforman con la reapertura momentánea y piden que se reabran definitivamente.