Vettel pone el broche final a la temporada igualando a Schumacher

Fernando Alonso (Ferrari) pudo despedirse del año desde el tercer cajón del podio aunque no con el subcampeonato mundial para su escudería.

 

El piloto alemán Sebastian Vettel (Red Bull) se ha hecho con la última victoria de la temporada tras ganar en el Gran Premio de Brasil por delante de Mark Webber (Red Bull) y de Fernando Alonso (Ferrari), que pudo despedirse del año desde el tercer cajón del podio aunque no con el subcampeonato mundial para su escudería.

  

La lluvia dio una pequeña tregua y permitió que el principio de la carrera fuera en seco. Nico Rosberg (Mercedes) aprovechó la mala salida de Vettel y se colocó en la primera posición, mientras que su compañero de equipo, Lewis Hamilton copió al alemán y pasó a Alonso para ponerse en la tercera plaza. Por detrás, Felipe Masa (Ferrari) hizo una salida perfecta y se situó en la sexta posición.

  

Sin embargo poco le duró a Rosberg la sensación de liderar la prueba y antes de pasar por primera vez por línea de meta, el Red Bull le pasó como una bala. Por su parte, Alonso comenzó una remontada que le hizo adelantar a los dos Mercedes y se puso en la segunda posición, mientras que Mark Webber se quiso despedir a lo grande de la Fórmula 1 y se colocó tercero a la estela del asturiano.

  

Las opciones de la escudería italiana por alzarse en la segunda posición del campeonato de constructores se hacían más grandes. Con el español segundo y con Massa sexto siguiendo a unos Mercedes con muchos problemas, en el muro de los italianos el optimismo fue creciendo. Pero en Brasil puede pasar de todo, y la fortuna dio un serio revés a los de Maranello.

 

  

Webber adelantó a Alonso y Massa veía cómo un 'drive through' le relegaba a una pésima décima posición. La carrera continuó sin novedades tras el primer cambio de ruedas, pero la lluvia se sumó a la fiesta para dar un poco de interés a la última carrera del año.    

  

En la vuelta 46, la suerte cambió de bando y Hamilton sufrió un accidente con Valtteri Bottas (Williams) que provocó que el finlandés abandonara la competición y que el británico tuviera que pasar por 'boxes' para arreglar los desperfectos de su monoplaza y una vuelta más tarde para cumplir la sanción que le impusieron los comisarios tras su choque.

 

VETTEL IGUALA A ASCARI Y A SCHUMACHER

  

La carrera no fue tan apacible como el alemán deseaba. Un error en su segundo paso por 'boxes' hizo que Vettel perdiera toda la ventaja y se quedara a cinco segundos de sus inmediatos perseguidores. Sin embargo, el tetracampeón del mundo, ya sin más lluvia, demostró por qué es uno de los mejores pilotos de la historia y se sobrepuso a las adversidades, volviendo al ritmo demoledor que ha marcado durante toda la temporada y cruzando la meta en la primera posición.

  

Con esta primera victoria, el piloto alemán iguala el récord que consiguió Alberto Ascari en los años 60 al ganar nueve carreras consecutivas, aunque Vettel lo ha hecho en un mismo año. Además, lejos de conformarse con dicha proeza, Vettel también inscribe su nombre junto al de su compatriota Michel Schumacher tras ganar por decimotercera vez en una misma temporada.

 

MERCEDES, 2º EN EL MUNDIAL DE CONSTRUCTORES

  

Por detrás, Webber completó su última carrera acabando en la segunda posición, mientras que Alonso cerró la temporada subiéndose al podio. El siguiente en cruzar meta fue el británico Jenson Button (Mclaren), que remontó desde la decimocuarta posición y se impuso a Nico Rosbeg, que sólo pudo ser quinto.

  

Tras ellos, Sergio Pérez (Mclaren) cerró su participación con el equipo británico acabando sexto, mientras que en la otra despedida de la prueba, Felipe Massa le brindó a su público una séptima posición antes de ponerse a los mandos de Williams. Hamilton acabó noveno.

  

En cuanto al mundial de constructores, finalmente fue el equipo Mercedes el que guardó la segunda posición. La quinta y la novena posición de sus pilotos fueron suficientes para que el equipo alemán superara por cuatro puntos a una escudería italiana que tendrá que dar un cambio radical si quiere volver al lugar que le corresponde la próxima temporada.