Vettel arrasa en la primera carrera y Alonso limita los daños al ser cuarto

El alemán Sebastian Vettel (Red Bull) arrasó en el Gran Premio de Australia, primera carrera del campeonato del mundo de Fórmula Uno disputada ayer en el circuito de Albert Park, en la que Fernando Alonso (Ferrari) limitó los daños con un trabajado cuarto puesto.
EFE / Melbourne

El mundial de este año empezó como acabó el anterior, con un dominio abusivo del Red Bull de Sebastian Vettel. El de su compañero de equipo, el australiano Mark Webber, nunca se mostró tan rápido ni eficiente como el del alemán y ha finalizado quinto. Aunque quedan diecisiete pruebas por delante, no va a ser fácil acortar distancias.

Vettel dominó de principio a fin y tan solo cedió el primer puesto durante cuatro vueltas, cuando se detuvo por primera vez a cambiar neumáticos. Siempre tuvo una ventaja suficiente sobre el segundo clasificado, el británico Lewis Hamilton (McLaren), como para no ser inquietado en ningún momento.

Fernando Alonso volvió a finalizar cuarto en el circuito de Albert Park por cuarto año consecutivo. Salió bien, pero al llegar al final de recta el ruso Vitaly Petrov (Renault) desplazó al británico Jenson Button (McLaren) y éste hizo lo propio con Alonso, que tuvo que poner dos ruedas fuera de la pista para evitar la colisión –el año pasado ya se tocó con Button en esta curva–, y en la maniobra perdió cuatro puestos.

Desde la novena plaza Alonso se vio obligado a remontar y sus esperanzas de podio se esfumaron en esa primera curva. Por delante Vettel, Hamilton, el australiano Mark Webber (Red Bull) y Petrov tomaban cierta ventaja, mientras el brasileño Felipe Massa (Ferrari) se tenía que emplear a fondo para contener los ataques de Button.

Alonso adelantaba con relativa facilidad al japonés Kamui Kobayashi (Sauber) y al alemán Nico Rosberg (Mercedes) y con el tapón que estaba haciendo Massa, se situó tras Button.

El británico se veía impotente para adelantar a Massa a pesar del KERS, el alerón móvil, y demás inventos de este año, y como no pudo hacerlo en la recta principal cortó una curva, lo que valdría para ser sancionado con un paso por la calle de talleres.

Alonso superó a Webber en el tercer y último cambio de ruedas para conseguir la cuarta posición, y aunque al final de la carrera se acercó a Petrov se tuvo que conformar con el cuarto puesto, que es a lo más que podía aspirar ayer.

A Jaime Alguersuari (Toro Rosso) tampoco le fueron bien las cosas desde la salida. Había ganado un par de posiciones en la arrancada, pero en la segunda curva Michael Schumacher (Mercedes) cortaba la trayectoria y le arrancaba el alerón delantero obligándole a hacer una parada extra en talleres para cambiar el morro del coche.

A partir de ese momento Jaime Alguersuari se vio obligado a remontar, pero no pudo llegar a la zona de puestos, los diez primeros y finalizó decimotercero.

La sensación de la carrera ha sido el debutante mexicano Sergio Pérez (Sauber), que tras una carrera impecable finalizó en séptima posición, por delante de su compañero de equipo y del Ferrari de Massa, después de haber hecho tan solo una parada para cambiar neumáticos.

Sin embargo una vez finalizada la prueba los comisarios excluyeron de la clasificación a los Sauber de Sergio Pérez y del japonés Kamui Kobayashi, que habían finalizado en séptima y octava posición, por irregularidades en el alerón trasero.