Venta de más de 300 mujeres yazidíes capturadas por Estado Islámico en Siria

 Estado Islámico ha vendido a 300 mujeres como esclavas sexuales a sus combatientes en Siria y casi una treintena de ellas han sido obligadas a casarse a la fuerza tras convertirse, también forzosamente, al Islam.

Según la organización Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Londres y fuentes en el interior del país, Estado Islámico ha vendido a las "sabaya" --término que denomina a las mujeres capturadas durante una guerra-- por un precio de unos 1.000 dólares (unos 760 euros) cada una.

 

Las yazidíes fueron apresadas en diferentes asaltos efectuados por Estado Islámico en Irak durante los primeros seis meses de este año en una campaña de limpieza religiosa al considerar a los yazidíes como enemigos del Islam. Son decenas de miles de yazidíes los que se han visto obligados a escapar a las montañas iraquíes de Sinjar, sin agua ni alimentos, para escapar del avance de Estado Islámico.

 

El Observatorio documenta en su web de Facebook al menos 27 casos de mujeres vendidas a combatientes de Estado Islámico en las localidades siria de Alepo, al Raqqa y al Hasaka.

 

La ONG ha indicado además que algunos notables árabes y kurdos pagaron directamente a mediadores de Estado Islámico durante las negociaciones mantenidas en la localidad siria de Al Shadadi bajo el pretexto de casarse con las mujeres yazidíes. No obstante, este pago fue usado en realidad para garantizar la liberación de las retenidas y devolverlas a sus familias.

 

En cualquier caso, el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos "condena en los términos más enérgicos la venta de mujeres y niñas yazidíes como si fueran meros bienes comerciales".