Vecinos de Tejares denuncian el abuso del Ayuntamiento al imponerles una multa arbitraria de 6.000 euros

Representantes de EQUO, con Ángel Gamazo a la cabeza
Los Verdes han interpuesto este miércoles un recurso contencioso contra esta fraudulenta legalización y pedirán que se suspenda la misma.  
La rotura parcial de la pesquera de Tejares, realizada por el Ayuntamiento hace casi dos años, ha ocasionado problemas de salubridad en el barrio, agravados por la suciedad acumulada en este tramo del Tormes. Sin duda, la situación sería hoy mucho peor si  los tribunales no hubieran paralizado el proyecto, que incluía también la destrucción de la ribera en la margen izquierda del río con una escollera de bloques de piedra a lo largo de 263 metros.  

En el verano de 2011, por iniciativa de la asociación TORMESOS, se intentó reponer la pesquera y limpiar en el río, sin conseguirlo, debido a la presencia de la policía local. El caso es que por tratar de hacer lo que el Tribunal Superior de Justicia de CyL obligó a hacer al Ayuntamiento, varios vecinos y la propia Asociación  nos enfrentamos a una multa de 6.000 euros bajo el supuesto delito de “infracción urbanística”.
 

Resulta un sarcasmo que el Ayuntamiento apele a la legalidad cuando en el origen del asunto está la construcción ilegal del Parque de Vehículos de la Basura en las inmediaciones de la pesquera (paralizada en su momento por la CHD, que sancionó al Ayuntamiento). La demolición de la pesquera se presentaba como garantía ante una supuesta inundabilidad del Parque que ahora en la nueva Autorización de la CHD (con el inefable Sr. Valín al frente) se dice que no existe.

TORMESOS y EQUO
Los Verdes han interpuesto este miércoles un recurso contencioso contra esta fraudulenta legalización y pedirán que se suspenda la misma.  

Todo esto puede parecer absurdo y sin duda lo es. Y muestra señera de abuso de poder borde y arbitrario. Un ayuntamiento que jamás ha hecho ejecutiva ninguna sanción urbanística a constructores pretende ahora sancionar a un puñado de vecinos y a la asociación TORMESOS por tratar de hacer lo que debía haber afrontado él mismo. Y, dicho sea de paso, a unas personas que le han ahorrado casi un millón de euros por la no realización de ese disparate. Castigando a un barrio que, por lo que al Tormes se refiere (y no solo a él), sufre el olvido más absoluto por parte de la CHD y del Ayuntamiento.  

Los ciudadanos afectados y TORMESOS hemos sido apoyados por los vecinos y por grupos políticos, singularmente por EQUO - Los Verdes, y gracias a ello hemos ido articulando la oposición a estos proyectos descabellados. Seguiremos ahora en el trámite contencioso-administrativo y de nuevo pedimos a la ciudadanía de Salamanca y a sus representantes una solidaridad efectiva para que este asunto acabe de una vez del modo más justo posible: anulando esa multa arbitraria, reponiendo la pesquera y cuidando el Tormes y sus entornos para disfrute de vecinos y visitantes.