Varios pueblos del Abadengo abandonarán Duero-Douro al no confiar en los proyectos

AECT. A la marcha de Barruecopardo, Peralejos de Abajo y La Fregeneda, se sumarán las de Sobradillo, Ahigal de los Aceiteros, Olmedo y La Redonda
MIGUEL CORRAL

A la salida de la AECT Duero-Douro de Barruecopardo, Peralejos de Abajo y La Fregeneda, hace dos meses, en breves fechas se sumarán las localidades de Sobradillo, Ahigal de los Aceiteros, Olmedo de Camaces y La Redonda, lo que apunta a que se ha producido un efecto dominó entre los ayuntamientos del Abadengo.

La salida de Barruecopardo, municipio del que es alcalde el diputado provincial de Ferias, Jesús María Ortiz, y que ha hecho pública su apuesta por la AECT Zasnet de la que forman parte las diputaciones provinciales de Zamora y Salamanca como entidades españolas, parece haber sido el detonante que ha desencadenado la retirada de la confianza que habían depositado algunos de estos pueblos en esta agrupación.

Al contrario de lo que está sucediendo en el oeste salmantino, en distintos lugares de los Pirineos y de la frontera hispano lusa, los municipios apuestan por este tipo de iniciativas para contrarrestar los desequilibrios socioeconómicos que en estas zonas ha generado el centralismo de las administraciones regionales, casi siempre muy distantes de las necesidades de la población en estos lugares.

Causas
El motivo expuesto por varios de estos ayuntamientos sigue el guión marcado por Barruecopardo y que se traduce en que los proyectos que pretende encauzar Duero-Douro no son de su agrado. Así lo manifestaba a este diario el alcalde de Sobradillo, José González, quien aseguró haber tomado esta decisión sin ningún tipo de presión externa y de acuerdo a que “no estamos de acuerdo con los proyectos que se pretenden realizar”, si bien, no dio ninguna referencia sobre los que en mayor medida han provocado la reacción.

A la pregunta sobre si el Ayuntamiento de Sobradillo había presentado a Duero-Douro alguna alternativa a los proyectos aprobados, el regidor señaló que “eso no nos corresponde hacerlo a nosotros, para eso están los técnicos que se han contratado”, concluyó.

Por su parte, el director de Duero-Douro y alcalde de Trabanca, José Luis Pascual, rechazó hacer valoraciones sobre la decisión de estos pueblos, y aseguró no tener constancia de lo acordado por algunos de estos ayuntamientos. Pascual apeló a libertad para que cada pueblo elija su futuro “como también lo están haciendo los municipios de Zamora y que piden su ingreso en la AECT, sólo Trabanzos se ha salido”.