Vargas Llosa defiende la atención a refugiados

(Foto: Carlos Perelétegui)

El nuevo honoris de la USAL asegura que es “una obligación moral” dar asistencia a los refugiados. 

El escritor Mario Vargas Llosa ha manifestado que es “una obligación moral” de todos “echar una mano” a los refugiados que llegan a Europa escapando de “la miseria, la explotación o la violencia resultante del fanatismo”.

 

Sobre estos movimientos de ciudadanos procedentes de países como Siria, “es el drama de nuestro tiempo”, ha apuntado el literato peruano y Premio Nobel de Literatura, quien ha sido investido este jueves doctor honoris causa por la Universidad de Salamanca (USAL).

 

Vargas Llosa ha dicho durante su presencia en Salamanca que esa migración hacia nuevas “oportunidades” es “un derecho que nadie puede negarles” y, en esa atención a su llegada, “todo lo que se haga, debe de ser bienvenida”.

 

No obstante, ha insistido en que “la solución no está en aumentar cuotas, aunque es bueno que se haga”, a su parecer “la solución está en sus países, convirtiendo las dictaduras en democracias” y dotar a sus tierras en zonas “de oportunidades y de desarrollo”.