Varapalo judicial a la Diputación: 265.000 euros para los tres trabajadores de IFESA despedidos

Los trabajadores de IFESA, protestando en un pleno

El Juzgado de lo Social 1 de Salamanca ha dictado sentencia: La Diputación de Salamanca deberá pagar los salarios no abonados hasta su despido (52.265 €, solidariamente con IFESA), el salario de tramitación (42.384 €) y la indemnización completa (170.490 €) a los tres trabajadores de IFESA, la institución ferial que Javier Iglesias dinamitó para organizar en exclusiva la Feria Agropecuaria Salamaq.

265.000 euros. Es será el coste final, en términos jurídico-laborales exclusivamente, del 'capricho' del presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, de dinamitar IFESA (Institución Ferial de Salamanca), para organizar únicamente desde La Salina la anual Feria Agropecuaria de Salamanca (antaño Agromaq, ahora Salamaq). Aunque no es el único, pues para sustituir toda la 'maquinaria' de IFESA (sus tres trabajadores con más de 15 años de experiencia en la feria), Iglesias comisionó servicios y duplicó labores de más de 20 funcionarios y personal laboral de la Diputación para realizar el mismo trabajo en las dos últimas ediciones de Salamaq.

 

El Juzgado de lo Social número 1 de Salamanca ha dictado una demoledora sentencia que responde a la demanda interpuesta por los 3 trabajadores de IFESA cuando llevaban varios meses sin cobrar sus nóminas, apartados de sus funciones por orden de Iglesias, y siendo posteriormente despedidos 'por causas económicas' según la Diputación salmantina. Finalmente, la juez responsable del caso ha considerado el despido totalmente improcedente, y además ha dictado orden de pago tanto de las nóminas no abonadas como del salario de tramitación desde la fecha del referido despido. Cantidades que en total suman esos 265.000 euros que habrá de abonar en su mayor parte la Diputación Provincial, como principal causante del desaguisado.

 

Así, la Diputación abonará íntegramente y en exclusiva la indemnización laboral de los tres trabajadores, con entre 15 y 20 años de antiguedad (170.490 euros), así como el salario de tramitación desde el pasado 31 de julio de 2015, fecha de su despido (42.384€). Las nóminas que no les fueron abonadas entre los meses de febrero y julio de 2015 serán asumidas solidariamente por la Diputación Provincial  e IFESA como institución (52.625 €). La sentencia absuelve de cualquier tipo de pretensión jurídica en su contra a raiz de la demanda de los trabajadores a las entidades integrantes de IFESA y a los actores involucrados de manera individual (CAMARA OFICIAL DE COMERCIO E INDUSTRIA DE SALAMANCA, CAMARA AGRARIA PROVINCIAL DE SALAMANCA, CONFEDERACIÓN DE ORGANIZACIONES DE EMPRESARIOS SALMANTINOS (CONFAES), BANCO CEISS, DON JAVIER IGLESIAS GARCIA, DON CARLOS GARCIA SIERRA, DON ENRIQUE SANCHEZ GUIJO ACEVEDO, DON PEDRO LOPEZ FRAILE, DON AURELIO PEREZ SANCHEZ, DON FERMANDO GOMEZ GOMEZ y DON RICARDO ANDRES MARCOS).

 

 

Noticias relacionadas