"Vamos a tener que esperar a que acaben los Juegos para tener investidura..."

El diputado salmantino del PSOE, David Serrada.

El diputado salmantino David Serrada alude al cargado calendario de transmisiones deportivas para explicar la poca prisa de Rajoy para formar Gobierno. "En julio fue el Tour, ahora los Juegos, y entre medias la Vuelta a Burgos, la Clásica San Sebastián... y luego la Vuelta, la Liga", ironiza.

El diputado David Serrada ha tirado hoy de ironía para, aprovechando la confesa afición de Mariano Rajoy por las retransmisiones deportivas, dar su particular versión de por qué el presidente del Gobierno no ha acudido todavía a una sesión de investidura que, a día de hoy, no tiene fecha. "En julio ha sido el Tour, ahora los Juegos Olímpicos, y entre medias ha habido Vuelta a Burgos y la Clásica San Sebastián", ha comentado el diputado socialista que ha dejado caer que la situación puede prolongarse porque tras los Juegos llegan la Vuelta Ciclista a España y la Liga.

 

"Si todo parece indicar que vamos a tener que esperar a que acaben los Juegos Olímpicos para tener una investidura, pues ya me dirán ustedes", ha comentado en la rueda de prensa a los medios de comunicación presentes. Para Serrada, el PP y Rajoy no tienen prisa y podrían esperar hasta después de las elecciones vascas y gallegas del día 25 de septiembre.

 

"El PP no está haciendo absolutamente nada y no ha sumado nada", ha dicho el diputado salmantino, en relación a los escasos contactos para lograr apoyos, ya ha retado a los populares "a mirar en el Congreso donde hay una mayoría conservadora y formar gobierno".

 

Serrada ha acusado al PP de mantener un bloqueo institucional que tiene parados el Congreso y el Senado. "No puede ser que asistamos a un bloqueo institucional comno el que hizo el PP la pasada legislatura, lo importante es que el Congreso se ponga en marcha para sacar adelante iniciativas", ha asegurado Serrada, que ha recordado que el PSOE ha pedido explicaciones y saber si un Gobierno en funciones puede aprobar el techo de gasto, clave para ir adelante con algunas decisiones.