Valencia y Real Madrid quieren espantar a los fantasmas de 2015

Ronaldo y Alcacer, goleadores de ambos equipos

Mientras en su 'casa' vive un momento convulso, en Mestalla Benítez se encontrará un homenaje. 

 

POSIBLES ALINEACIONES

 

VALENCIA CF: Domenech; Barragán, Vezo, Aderlan, Abdennour, Cancelo; Parejo, André Gomes, de Paul; Negredo, Paco Alcácer.

 

REAL MADRID: Keylor Navas; Danilo, Sergio Ramos, Pepe, Marcelo; Kroos, Modric, Casemiro; Bale, Benzema, Cristiano Ronaldo.

 

ÁRBITRO: José María Sánchez Martínez (C. Murciano).

 

ESTADIO: Mestalla.

 

HORA: 20.30 horas/C+ Partidazo.

Valencia y Real Madrid comienzan 2016 con un partido complicado para ambos donde tanto Rafa Benítez como Gary Neville querrán dejar atrás las dudas que han arrastrado desde su llegada al cargo en los dos banquillos, para no despegarse de sus objetivos, en un partido perteneciente (20.30 horas/Canal + Partidazo) a la decimoctava jornada de la Liga BBVA.

 

El conjunto madridista, que venció con claridad a la Real Sociedad en el último partido del año en el Santiago Bernabéu, se mantiene tercero a dos puntos de FC Barcelona y Atlético de Madrid, por lo que no puede pinchar en Mestalla si quiere continuar en la pelea por el título hasta final de temporada. Una plaza donde los de Luis Enrique ya se dejaron dos puntos y que espera todavía la visita de los del 'Cholo' Simeone.

 

Para el choque de este domingo Rafa Benítez recupera a todos sus efectivos, algo que le dará muchas posibilidades para formar un once. Sobre todo en la línea defensiva, donde con total seguridad volverá Sergio Ramos al eje de la zaga. En el resto de líneas, podrá elegir para sacar su equipo de gala en una importante cita.

 

La polémica ha acompañando al Real Madrid desde el mes de septiembre. El último suceso ocurrió el pasado viernes, cuando James Rodríguez llegó al entrenamiento persguido por la policía. Un jugador que no estaba gozando de la plena confianza del técnico y que podría ser penalizado ante el equipo 'che'.

 

Además, Rafa Benítez vuelve a la que fue su casa durante tres temporadas, donde se convirtió en el mejor entrenador de la historia del Valencia, con dos Ligas -2002 y 2004- y una Copa de la UEFA -2004-. La afición le rendirá un homenaje en los prolegómenos del partido con una pancarta en la que aparecerá su cara bajo el lema "Siempre agradecidos".

 

EL VALENCIA BUSCA UN PUNTO Y APARTE

 

Por su parte, el Valencia, que terminó 2015 con una dolorosa derrota ante el Villarreal en el día de Nochevieja (1-0), buscará hacer borrón y cuenta nueva para dejar atrás un primer cuatrimestre en caída libre con problemas tanto dentro como fuera del césped de Mestalla.

 

Gary Neville no termina de dar con la receta perfecta para vencer y sobre todo convencer, por lo que se le presenta una oportunidad de oro ante un rival de entidad para cambiar esa tendencia. Rodrigo Moreno es la máxima novedad de la convocatoria de 19 futbolistas, donde el técnico británico deberá hacer un descarte antes del inicio del partido.

 

Un equipo que con casi total seguridad volverá a mostrar un dibujo de 3-5-2 en el que habrá dos jugadores de largo recorrido en las bandas y, lo más probable, es que vuelca a confiar la suerte del gol a Álvaro Negredo y Paco Alcácer.

 

El principal enemigo del Valencia es el propio equipo valencianista, que, aunque parece dar síntomas de mejora en el aspecto anímico y en el espíritu de equipo, no consigue sacar los partidos adelante, y no conoce la victoria liguera desde el 7 de noviembre, cuando con Nuno en el banquillo ganó 1-5 en Vigo.

 

Décimos clasificados en Liga y con 22 puntos, lejos queda para el Valencia la Europa League, puestos que cierra con 27 puntos el Deportivo de la Coruña, y parece prácticamente imposible la incursión de los 'ches' entre los cuatro primeros --que ya están a 11 puntos--.

 

El último enfrentamiento entre ambos equipos en el feudo valencianista es favorable para los locales. Se cumple un año -5 de diciembre- de aquel día en el que los goles de Barragán y Otamendi neutralizaron el tempranero gol de Cristiano Ronaldo, algo que evitó que los madridistas superaran el récord de victorias consecutivas.