Vacaciones en paz

Niño saharaui en el balcón del Ayuntamiento (Foto:F.Rivas)

Unos 25 niños saharauis pasarán el verano en Salamanca

Un grupo de 25 niños saharauis, un número que podría incrementarse si en los próximos días su suman nuevas familias de acogida, dejará temporalmente los campos de refugiados de Tinduf (Argelia) y pasará los meses de julio y agosto en Salamanca.

 

 

Para esta iniciativa que se viene desarrollando desde hace 17 años gracias a la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui, en los últimos diez con apoyo del Ayuntamiento de Salamanca, los menores de entre nueve y 14 años que viven en sus lugares de origen en “precarias” condiciones.

 

Así lo han señalado la concejal de Familia e Igualdad de Oportunidades, Cristina Klimowitz, y el secretario de la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui, Manuel Jesús Herrero, quienes han agradecido la solidaridad de las familias que acogen a estos niños saharauis y han animado a otras nuevas a que se sumen al proyecto, tutelado por el Servicio de Protección a la Infancia de la Junta de Castilla y León.

 

La concejal ha señalado que este año será una fecha especial al cumplirse ya una década desde que el Ayuntamiento de Salamanca apoya esta iniciativa solidaria, y ha recordado que el objetivo de este programa, conocido como ‘Vacaciones en Paz’, es mejorar la atención sanitaria de los menores y estrechar los lazos con el pueblo saharaui.

 

 

Al igual que en la pasada edición, el Consistorio salmantino mantendrá la aportación de 14.294 euros que se destinarán a sufragar los gastos del traslado de los participantes, que se alojarán con familias que, previamente, han mostrado su interés en acoger temporalmente a niños saharauis. Además, con motivo del décimo aniversario, el Ayuntamiento tiene previsto entregar a cada asistente material escolar para cuando regresen a sus hogares.

 

Está previsto, según la estimación de la asociación, que los niños lleguen a Salamanca la última semana de junio. Y, como en ediciones anteriores, las familias de acogida se comprometen a cuidarles, prestarles las necesidades básicas y proporcionarles asistencia médica.

 

Durante la estancia en Salamanca, la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui organiza encuentros entre los menores y las familias. De este modo, se propician jornadas de intercambio de experiencias y reuniones de los pequeños.