Urgencias desbordadas: 716 niños atendidos por un brote de bronquiolitis

Entrada al Hospital Clínico de Salamanca

Se ha habilitado una zona de hospitalización en la segunda planta del Hospital Cínico de Salamanca para cubrir estas atenciones.

El Complejo Asistencial Universitario de Salamanca ha atendido en el presente periodo navideño, en los últimos cuatro días, un total de 716 urgencias pediátricas en su servicio de Urgencias. En concreto, han sido atendidos 128 niños el día 23, 163 el día 24, 207 el día de Navidad y 218 el 26 de diciembre, según ha informado el Hospital en un comunicado de prensa.

 

Del total, 29 casos han requerido el ingreso del menor, lo que supone un 4 por ciento de las urgencias pediátricas atendidas. En comparación con el año anterior, supone un aumento del 15 por ciento en las urgencias pediátricas (entre el 24 y el 27 de diciembre de 2015 se atendieron 606 urgencias) y de un 35 por ciento en cuanto al número de ingresos, que el año pasado fue de 19 pacientes.

 

El Complejo Asistencial salmantino ha reforzado el número de profesionales sanitarios para hacer frente al presente brote de bronquiolitis. En ese sentido, se ha reforzado la plantilla con un pediatra, un neonatólogo, nueve enfermeras y cinco auxiliares. También se ha ampliado el número de camas disponibles para menores en la segunda planta del Hospital Clínico para poder hacer frente a un posible aumento de la demanda de servicios sanitarios.

 

"Se están poniendo todas las medidas necesarias para que todos los niños sean atendidos perfectamente, se ha reforzado el personal” y se ha habilitado una zona de hospitalización “que habitualmente no es pediátrica" para hospitalizar con todas las condiciones de calidad asistencial a los niños que lo precisen, ha afirmado la jefa de Neonatología del Complejo Asistencial Universitario de Salamanca, Pilar García.

 

Además, se mantiene plenamente operativo el punto de atención continuada en Atención Primaria durante los días festivos, así como las consultas habituales, donde los pacientes serán perfectamente atendidos por los profesionales del servicio público de salud. Del mismo modo, el Servicio de Pediatría y la Dirección del Complejo Asistencial lanza un mensaje de tranquilidad, dado que este brote se reproduce anualmente y nuestro sistema de salud cuenta con los medios necesarios para hacerle frente.