UPyD y C's abren el camino a explorar vías de colaboración, sin descartar las coaliciones electorales

Rosa Díez y Albert Rivera

Evitan ponerse plazos condicionados por las próximas elecciones, aunque reconocen que no se pueden "obviar" las llamadas a las urnas.

Unión, Progreso y Democracia (UPyD) y Ciutadans han abierto el camino para explorar futuras vías de colaboración, sin descartar posibles coaliciones electorales u otras fórmulas de alianza, según han acordado en una reunión que han mantenido las direcciones de ambas formaciones este martes en Madrid.


Delegaciones de UPyD y C's, encabezadas por Rosa Díez y Albert Rivera, han mantenido un primer encuentro en el que, según han asegurado, no han entrado en detalles sino que se han limitado a constatar que existe voluntad de acuerdo y están dispuestos a abrir diferentes formas de colaboración "sin límites", desde el trabajo conjunto en las instituciones que comparten como "otras más ambiciosas como las coaliciones".

Esta labor avanzará en un grupo de trabajo que se reunirá próximamente "sin prisa pero sin pausa" y sin tener la vista puesta en citas electorales concretas, aunque el responsable de Regeneración Democrática de UPyD, Andrés Herzog, ha reconocido que no son ajenos a la actualidad y circunstancias como un posible adelanto electoral en Cataluña podría variar el ritmo de las negociaciones.

También Albert Rivera ha defendido que lo importante es "hacer política con mayúsculas" y estudiar si ambos partidos comparten un proyecto común, pese a lo que no se puede "obviar" que se trata de formaciones políticas y se aproximan diversas citas electorales.

Herzog --encargado de ofrecer la versión de UPyD junto a su portavoz en Cataluña, Ramón de Veciana-- ha insistido en que existe "un amplio margen" de pasos que ambos partidos pueden hacer juntos y ha garantizado que su formación no ha puesto "ningún límite", exceptuando que el acuerdo sea útil para los ciudadanos y no pensando sólo en un reparto de cargos.

En este sentido, ha emplazado a esperar el resultado de las reuniones para ver hasta dónde puede alcanzar esta colaboración y, aunque la posibilidad de la fusión está sobre la mesa, ha insistido en que "las opciones son muchas" y este martes "no se ha entrado a analizar la táctica". "No era momento ni lugar de táctica electoral, era la hora de definir una estrategia común", ha subrayado.

Según ha insistido, la primera fase es una colaboración institucional, que cree que se puede empezar a "materializar ya" en el Parlamento Europeo, y después se abre una segunda fase de coalición electoral que puede ser muy diversa y con múltiples variables.

"Hay que intentar sumar, ser estadistas más que partidistas", ha coincidido Rivera en su declaración ante los medios en una sala propiedad a UPyD pero fuera de la sala de prensa oficial. Rivera ha dicho que el encuentro ha sido "franco y sincero" pero ha aprovechado para recordar en diversas ocasiones que esta negociación llega después de "siete años de negativas de UPyD a escuchar hablar de sumas ni ningún tipo de alianzas".

Y aunque ha asegurado que no es momento de "reproches", ha insistido en esta "rectificación" de la formación magenta y ha dejado en manos de UPyD el resultado de las negociaciones. "Por parte de Ciutadans no hay límites ni condiciones, no hemos venido con ningún documento aprobado previo ni ninguna condición", ha apuntado sobre un encuentro al que UPyD sí que ha aportado el documento que aprobó su Consejo Político con las condiciones que debe cumplir cualquier alianza.

"Creemos que tiene que haber una tercera vía constitucionalista y democrática para las próximas citas electorales --ha expuesto el presidente de C's-- Si en ese objetivo UPyD se suma y cree que es mejor ir justos y somos más fuertes y ágiles para cambiar el país, estaremos encantados. Si UPyD decidiera que no quiere sumarse a esa tercera vía, nosotros garantizamos a los españoles que tendrán una tercera vía constitucionalista y democrática en las próximas municipales, autonómicas y generales".

RIVERA NO DESCARTA LA FUSIÓN

Durante este proceso ha insistido en la necesidad de poner el acento en las coincidencias y no en las diferencias ante la necesidad de abordar "grandes reformas" en el país, como una reforma del sistema de partidos, de la ley electoral o un pacto nacional por la educación.

En este camino, para Rivera es posible "cualquier fórmula" que permita esa tercera vía, ya sea una coalición electoral o incluso una posible fusión de partidos. Aunque ha recordado que esta última opción es más compleja y en último caso estaría en manos de los militantes, ha reconocido que él "nunca" la descartaría "porque en esta vida no se puede descartar nada".

Además, ha descartado que la exigencia de UPyD de pactar con un partido de ámbito nacional pueda ser un escollo para el acuerdo, ya que ha recordado que en las últimas elecciones al Parlamento Europeo Ciutadans obtuvo 500.000 votos en todo el país con un porcentaje importante de votos en comunidades como Murcia, la Comunidad de Madrid o la Comunidad Valenciana, además de Cataluña.

VOTACIÓN DE CAÑETE COMO COMISARIO

Pese a esta visión común sobre la necesidad de explorar futuros acuerdos, el primer punto discordante ha llegado sobre la colaboración más inmediata en el Parlamento Europeo. Herzog ha expuesto que UPyD ha ofrecido a Ciutadans la opción de trabajar juntos para evitar el nombramiento del español Miguel Arias Cañete como comisario de Acción Climática y Energía.

Sin embargo, Rivera ha limitado la colaboración a que los cuatro eurodiputados de UPyD y los dos de C's creen una delegación española dentro del grupo europeo del que forman parte --ALDE-- y estudiar si comparten un proyecto para España y para Europa. "El debate de hoy no era para poner o quitar a Cañete, España tiene cosas más importantes de eso", ha respondido.