UPyD tiene su 'plan' en Salamanca: sin Diputación, 11 Ayuntamientos y 91 millones de ahorro al año

Miguel Ángel Moreno (i), concejal de Santa Marta; Águeda Arranz, concejal en Carbajosa (c) y José Martín Bravo, coordinador y concejal de Villamayor (Foto: Chema Díez)

El partido magenta apoyará los recursos de inconstitucionalidad de la Ley de Racionalización y
Sostenibilidad de la Administración Local. La formación garantiza que ningún municipio desaparecerá "ni perderá su identidad".

La nueva Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local aprobada por el Gobierno el pasado 27 de diciembre de 2013 no gusta nada al resto de partidos de la oposición. En concreto, Unión Progreso y Democracia (UPyD) ya ha anunciado que apoyará los recursos de inconstitucionalidad a esta normativa junto a PSOE a IU, al tiempo que ha ofrecido sus líneas de trabajo y su plan para "una correcta reorganización del territorio".

 

Así lo han explicado Miguel Ángel Moreno, concejal de Santa Marta; Águeda Arranz, concejal en Carbajosa y José Martín Bravo, coordinador y concejal de Villamayor, que han dejado clara la postura y el Plan de esta formación: sin Diputación, 11 Ayuntamientos y 91 millones de ahorro al año.

 

De este modo, el partido magenta ha destacado que sus medidas se basan en la supresión de la práctica totalidad de los ayuntamientos de la provincia, con 11 "de modo que existan núcleos de población con un ayuntamiento que gestione todos los servicios básicos de los ciudadanos, lo que no quiere decir que los municipios desaparezcan ni pierdan su identidad. De hecho, seguirán teniendo sus fiestas, sus corridas de toros...", destacó Miguel Ángel Moreno

 

El objetivo principal es que el municipio o nuevo ayuntamiento no tenga menos de 7.000 habitantes, "lo que supondría un ahorro de cerca de 91 millones de euros en la provincia de Salamanca, 300 millones en Castilla y León y de 16.000 millones de euros en el conjunto de la geografía nacional", apuntó el concejal por Santa Marta.

 

No en vano, José Martín Bravo también aclaró que existirá la figura de un 'concejal delegado' en cada municipio "que hará las veces de enlace entre los vecinos de la localidad y el ayuntamiento en cuestión".

 

Además, para resolver cualquier problema, "lo más lejos que estará un vecino serán 20 o 30 kilómetros, no como ahora., que debe acudir a la Diputación. Que le pregunten a los vecinos de ls Sierra o de algún pueblo de Béjar lo que les supone venir a la Diputación a arreglar algún problema. Estas instituciones son un gasto innecesario que supone un coste muy elevado cada año para las arcas estatales", indicó Moreno.