UPyD se querella contra los anteriores gestores del Banco CEISS por operaciones que causaron un agujero de 160 millones

La querella se dirige a Julio Fermoso, Juan Marcos Marín, Juan Ramón Sagarmínaga y Antonio Sánchez a los que atribuye un delito de estafa agravada y otro de administración fraudulenta.

Unión, Progreso y Democracia (UPyD) ha presentado una querella en la Audiencia Nacional contra cuatro antiguos gestores del Banco CEISS, surgido tras la fusión de Caja España y Caja Duero, por cuatro operaciones inmobiliarias "desaconsejables y de escasa razonabilidad financiera" que causaron un "quebranto financiero" de 160 millones de euros.

 

La querella se dirige contra el presidente de Caja Duero, Julio Fermoso; el director de Infraestructura de la entidad, Juan Marcos Marín; el director de Inversiones del Grupo de Negocio, Juan Ramón Sagarmínaga y el director adjunto, Antonio Sánchez. A todos ellos se les atribuyen un delito de estafa agravada y otro de administración fraudulenta o desleal.

 

El responsable de Regeneración Democrática de la formación, Andrés Herzog, ha recordado que la entidad, actualmente integrada en el Grupo Unicaja, fue rescatada con 160 millones de euros de "ayudas públicas" y ha defendido la necesidad de "combatir la impunidad" de los autores de estas operaciones. "No puede ser que, mientras los ciudadanos siguen sufriendo recortes y deslizándose por la pendiente de la pobreza, haya unos señores que son los que han provocado esta situación y queden impunes", ha dicho.