UPyD reclama una revisión global del Plan de Transporte Metropolitano

(Foto: Alba Mato)

Tachan de ‘fracasado’ al Plan Coordinado de Explotación del Transporte Metropolitano del 2006.

UPyD reclama una revisión global del Plan de Transporte Metropolitano. Desde que se aprobó el Plan Coordinado de Explotación del Transporte de Salamanca en el año 2006 se ha producido un descenso de los viajeros del transporte público. 2007 fue el año con mayor número de usuarios (2.829.067) y en 2012 han bajado 300.000 viajeros. Se ha producido un aumento reducido de los ingresos de 2.078,843 debido al aumento de los billetes.

 

Francisco Serrano, Responsable de Movilidad y Transporte de UPD , José María Bravo, Coordinador local y Concejal de Villamayor y Miguel Ángel Moreno, Concejal de Santa Marta y Portavoz del Grupo Municipal Mixto expusieron la necesidad de revisión del Plan Coordinado de Explotación del Transporte de Salamanca. Tacharon de ‘fracasado’ al Plan Coordinado. "Hay que terminar con la tendencia de los últimos años del aumento de las subvenciones que siguen sin ser suficientes para costear los gastos,  mantener el precios de los billete y controlar el descenso de usuarios”.

 

Por su parte el Plan Coordinado de Explotación del Transporte buscaba seguir los siguientes pero no lo ha conseguido:

 

-Integración de una sola red: “se ha incorporado el pago del billete electrónico y  el billete combinado pero no han apostado por la integración”.

 

-Supervisión y coordinación a través del Consejo Rector: “la operatividad del consejo ha sido puesto en duda por algunos ayuntamientos”.

 

-Potenciar el servicio: “lo han realizado a través de implementación del gasto, 8 nuevos trabajadores”.

 

Según los datos aportados por UPyD los ayuntamientos deficitarios en 2012 han sido: Villamayor, (-56,213,24€), Cabrerizos (-31.151,81€), Carbajosa de la Sagrada (-21.106,43€) y Villares de la Reina (-14.829,91€). Santa Marta que congrega el 50% del transporte metropolitano de Salamanca, ha tenido superávit hasta el 2012 pero con el aumento del billete se produjo un descenso progresivo de viajeros del 22% y una disminución del 10% de los ingresos y se prevé que en 2013 tenga por primera vez déficit.