UPS denuncia la negativa del equipo de Gobierno a enseñar las cuentas

Confirmación. El primer edil y diputado provincial, Alfredo Martín Serna, confirma que llevan un retraso de dos años aunque se compromete a tenerlas disponibles en menos de dos meses
LORENA LAGO
El principal partido de la oposición en el Ayuntamiento de Garcibuey, UPS, ha denunciado la negativa del equipo de Gobierno a hacer públicas las cuentas municipales desde hace varios años. Tal y como apunta a través de un comunicado el propio partido, representado en el Consistorio por Desiderio Fonseca, esta actitud “no sólo se manifiesta en la relación que los populares de Garcibuey mantienen con UPS como partido de la oposición, sino que se hace extensiva al Procurador del Común –el Defensor del Pueblo de Castilla y León– y al Consejo de Cuentas de la propia Comunidad”. En este sentido desde la formación indican que, “pese a las constantes peticiones de información y documentación realizadas por el concejal de UPS, el Ayuntamiento sigue haciendo caso omiso”, una actitud que manifiestan, “lesiona gravemente la democracia en el municipio y, en consecuencia, los intereses de todos los vecinos, vetando un ejercicio adecuado de la labor de oposición”.

Una muestra clara de ello es que el Procurador del Común acaba de hacer pública “la falta de colaboración del Ayuntamiento de Garcibuey con su institución en su informe anual y su inscripción en el Registro de Administraciones y Entidades no Colaboradoras”, algo que, como prosiguen, “debería avergonzar hasta al PP de Salamanca”.

A este respecto, el Consejo de Cuentas ha remitido un escrito al Consistorio “recordando” la obligación de rendir cuentas ante ese organismo. Se trata de una cuestión que se prolonga desde el año 2003, pese a los repetidos requerimientos realizados el 22 de julio de 2008, el 30 de abril de 2009 y el 10 de febrero y 20 de julio de 2010.

Desde UPS han querido denunciar, asimismo, que “Garcibuey, como otros muchos municipios de nuestra provincia, sufre las decisiones adoptadas por los aparatos de los partidos nacionales, en este caso, del Partido Popular. Al PP, le importa muy poco a quién pone en sus listas municipales con tal de conseguir la Alcaldía”.

En esta misma línea continúa, “el resultado es un Ayuntamiento que provoca vergüenza, en el que ni siquiera el secretario es capaz de hacer cumplir su labor de supervisar el Consistorio para que cumpla determinadas normas de legalidad”.

A esta denuncia quiso ayer responder el primer edil, Alfredo Martín, quien apuntó a este diario que “soy consciente de que llevamos dos años de retraso en las cuentas pero se trata únicamente de una cuestión de papeleo. La gestoría que se encargaba de este tema lleva tiempo requiriéndonos estas cuentas y nos pondremos cuanto antes a ello, por lo que desde aquí manifiesto mi más firme compromiso de conseguir que esta situación se resuelva en apenas un mes y medio”.

Desde UPS también confían en que “esta denuncia pública haga reflexionar al PP y tome las medidas necesarias para poner coto a la ilegal actitud de su alcalde”.