UPA y COAG reclaman una reunión de la Mesa de la Leche para buscar soluciones al precio en origen

La industria láctea somete a "una presión insoportable" a los ganaderos
Las organizaciones UPA y COAG, que conforman la Alianza por la Unidad del Campo han trasladado a la consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, la necesidad de que se reúna con carácter de "urgencia" la Mesa de la Leche de Castilla y León.

Según han señalado fuentes de las organizaciones agrarias, la industria láctea somete a "una presión insoportable" a los ganaderos, con bajadas de tres céntimos en los precios del litro de leche durante el primer trimestre del año, lo que "deja al borde del precipicio" al sector.

Esta bajada de los precios en origen se suma a la subida de los costes de producción en lo referente a los piensos "más de un 17 por ciento", el gasóleo agrícola "más de un 40 por ciento" y la energía eléctrica "un 7 por ciento". Además, a causa de la sequía, los ganaderos han tenido que recurrir al pienso en mayor medida por la falta de pastos y forrajes.

La Alianza por la Unidad del Campo ha criticado la "irresponsabilidad" de las industrias lácteas que, pese a la situación "límite" de los ganaderos de leche de Castilla y León, "siguen apretando más y más a los productores".

Así, consideran necesaria la reunión de la Mesa de la Leche para hacer un llamamiento al sector y a la Administración regional para que se garantice un justo reparto del valor de la leche y de los productos lácteos a lo largo de la cadena. De lo contrario, las explotaciones ganaderas de leche de Castilla y León, han advertido, "verán peligrar seriamente su futuro a muy corto plazo".