UPA-COAG reclama que se indemnice en quince días al ganadero afectado por los ataques de lobo

ARCHIVO.

La Alianza UPA-COAG de Ávila reclama a la Junta de Castilla y León que cumpla con su compromiso y pague los daños del lobo al sur del Duero en el plazo de 15 días desde la comunicación del ataque.  

Esta organización solicita al Gobierno regional que actúe tal y como prometió semanas atrás, cuando el Boletín Oficial de Castilla y León del pasado 30 de mayo, publicó la Orden FYM/461/2016, de 26 de mayo, relativa a los pagos compensatorios derivados de los daños producidos por el lobo en las explotaciones ganaderas. Señalan desde UPA-COAG que la propia Consejería de Medio Ambiente ese mismo día se informaba que “en el plazo de 15 días desde la comunicación del ataque el ganadero percibirá el importe estipulado”.

 

La Alianza UPA-COAG de Ávila recuerda que en dicha Orden, se define claramente las actuaciones de la Administración regional y que “las personas físicas o jurídicas que sean propietarias del ganado que sufran daños causados por lobos, deberán ponerlo en conocimiento del Servicio Territorial con competencias en materia de especies protegidas de la provincia en donde ocurra el ataque, en un plazo máximo de 48 horas desde que se produzca el siniestro”.

 

Recibida la comunicación del suceso, los funcionarios pertenecientes a la escala de Agentes Medioambientales de Castilla y León y el personal designado por la Consejería en materia de especies protegidas comprobarán los hechos y las circunstancias del ataque.Tras las comprobaciones oportunas, redactan un informe en el que hacen constar, entre otras cuestiones, el tipo de ganado y las cabezas afectadas.

 

En este sentido, la Alianza UPA-COAG de Ávila reclama que se cumpla el compromiso del Gobierno regional de puesta en marcha de un método ágil del pago de las indemnizaciones por ataques de lobos, y de hecho el día de la publicación de la Orden se dijo desde la Junta de Castilla y León que “lo primero que se va a hacer es pagar los daños del ataques, aunque todavía no se haya cerrado el procedimiento”.

 

Además, esta organización denuncia que, al menos en esta provincia, los ataques de lobos que se están produciendo desde el 1 de junio no se pagan con esa celeridad prometida por la Consejería de Medio Ambiente.

 

La incertidumbre e inquietud de los ganaderos abulenses es muy grande puesto que al requerir información oficial a los agentes de la Junta de Castilla y León en Ávila no perciben ni información ni previsión alguna de lo que va a ocurrir con su expediente.

 

La Alianza UPA-COAG de Ávila hace un llamamiento a la responsabilidad del Gobierno regional como titular de la gestión del lobo para que "las promesas repetidas una y otra vez sean una realidad y se pague, sin demora de ningún tipo, el importe estipulado para los ganaderos que se vean afectados". 

Noticias relacionadas