Unos viandantes retienen hasta la llegada de la Policía al asaltante de una pastelería

Avenida de Campoamor. La dependienta sufrió heridas en un ojo y en las muñecas tras forcejear con el atracador, que entró en el local con una navaja
E. G.

Unos viandantes retuvieron ayer a un atracador cuando huía después de robar en una pastelería y causar lesiones a la dependienta, según informaron fuentes del Servicio de Emergencias de Castilla y León 112.

Los hechos ocurrieron a plena luz del día, poco antes de las 18.36 horas, cuando un joven de unos 25 años entró en una pastelería, ubicada en la avenida de Campoamor, armado con una navaja y amenazó a la dependienta para que le diera la recaudación. En ese momento, la víctima intentó defenderse manteniendo un forcejeo con el agresor, fruto del cual resultó herida.

El atracador salió huyendo del establecimiento, armado con una navaja, lo que despertó el asombro de los viandantes que pasaban en ese momento por la zona, quienes no dudaron en retener al agresor hasta la llegada de los agentes.

Tras recibir el aviso de lo sucedido, la sala de operaciones del 112 dio aviso a la Policía Local de Salamanca y al Cuerpo Nacional de Policía, quienes se personaron en el lugar con dos patrullas. Los agentes de la Policía Nacional se hicieron cargo del arrestado, que fue trasladado a la Comisaría provincial.

Debido a que la dependienta, que según algunos testigos se encontraba sola en la pastelería, sufrió algunas contusiones –un golpe en un ojo y rozaduras en las muñecas debido a que el agresor presuntamente se las había apretado– hasta el lugar se desplazó una ambulancia de soporte básico. La víctima, de 37 años de edad y cuya identidad responde a las iniciales M. R. G., fue trasladada, al Hospital Clínico, aunque su estado no reviste gravedad.

Según testigos, el agresor es un toxicómano.