Unos 700 futuros médicos participan en un congreso en Salamanca

Mesa inaugural del Congreso en Salamanca (Foto:F.Rivas)

Antes de su inicio, el presidente del Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina lamenta el futuro "bastante negro" que les espera si deciden seguir en España

El presidente del Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM), Enrique Lázaro Fontanet, ha lamentado el futuro “bastante negro” que ven los futuros facultativos que aspiran a trabajar en el territorio nacional.

 

Lázaro Fontanet ha insistido en que el panorama es “bastante turbio” en España porque los estudiantes desconocen si van a “tener plaza” en el MIR, un paso que “se necesita” para trabajar en el sistema público.

 

Además, el presidente del CEEM ha criticado las “perspectivas de cambio” en la troncalidad de la formación especializada, que “no asegura que sea mejor sistema” y “crea bastantes inseguridades”.

 

Así lo ha señalado antes de participar en la inauguración de la séptima edición del Congreso de Educación Médica (CEM), promovido por el Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina, que se desarrolla hasta el 29 de marzo en el Palacio de Congresos y en el Campus Unamuno de Salamanca.

 

La actividad está dirigida a estudiantes de Medicina de España y cuenta en esta edición con más de 60 talleres, varias charlas temáticas y un par de mesas redondas que colaboran en la formación académica de los futuros facultativos del país.

 

Además, la séptima edición cuenta con una feria de residentes a través de la que los estudiantes se pueden acercar a las diferentes especialidades médicas para “resolver y consultar dudas”.

 

El objetivo del congreso es “fomentar la formación, la participación activa, el interés por la mejora de la educación, el intercambio de información y servir como punto de encuentro entre los estudiantes, así como potenciar la adquisición de habilidades complementarias y necesarias para la posterior práctica clínica”, según la organización.