Unos 60 salmantinos fueron atendidos en el Programa de personas con demencia en el ámbito rural

El propósito ha sido “prevenir, retrasar y tratar la dependencia relacionada con el deterioro cognitivo” en las localidades más alejadas de la capital y de su alfoz
Un total de 59 personas fue atendido durante el pasado año en el Programa de atención a domicilio de personas con demencia en el ámbito rural de Salamanca, que se desarrolló gracias al trabajo de la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer de Salamanca y la colaboración de la Diputación Provincial y Junta de Castilla y León.

El objetivo de esta actividad, que comenzó en el año 2007, fue, al igual que en ejercicios anteriores, “prevenir, retrasar y tratar la dependencia relacionada con el deterioro cognitivo” en las localidades más alejadas de la capital y de su alfoz.

Así lo han apuntado la delegada del área de Bienestar Social en la Diputación de Salamanca, Eva Picado, y el presidente y el director de la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer de Salamanca, Joaquín Gándara y Roberto Rodríguez, respectivamente.

El perfil de los usuarios es una persona de más de 65 años, principalmente mayor de 80 años, con deterioro cognitivo y que reside principalmente en un municipio de la acción social de Ciudad Rodrigo II, Linares, Lumbrales, Tamames y Vitigudino.

El personal técnico del programa estuvo compuesto por un médico, una psicóloga terapeuta familiar, dos auxiliares de clínica y una terapeuta ocupacional, que trabajaron en atención especializada a los usuarios dos veces por semana.

Además, durante el pasado ejercicio se llevaron a cabo actividades preventivas con cinco talleres de estimulación preventiva. En ellos participaron 83 personas, según la información facilitada por la responsable de área en la Diputación de Salamanca.