Uno de cada cuatro jóvenes admite que fuma a diario más de 10 cigarrillos

Estas dos sustancias nocivas se encuentran a la orden del día entre los ciudadanos españoles a tenor de los resultados del estudio
Uno de cada cuatro jóvenes españoles admite que cada día fuma más de 10 cigarrillos, según se desprende de un estudio realizado por Bupa, empresa matriz de Sanitas. De la misma encuesta se extraen otros datos llamativos como el de que el 63 por ciento de los jóvenes se considera bebedor de manera esporádica, frente al 21 por ciento de los mayores de 45 años que admiten un consumo mayor de alcohol.

Estas dos sustancias nocivas se encuentran a la orden del día entre los ciudadanos españoles a tenor de los resultados del estudio. Según la encuesta, España supera el porcentaje de fumadores en comparación con países como Reino Unido o Estados Unidos al alcanzar el 35 por ciento. Británicos y nortemaericanos se mantienen en un 24 y un 21 por ciento, respectivamente.

En la clasificación del alcohol, nuestro país no obtiene el liderato pero se mantiene en la tercera posición con un 73 por ciento de ciudadanos que admiten consumirlo. La lista está encabezada por Reino Unido, con el 82 por ciento, y Australia, con el 74 por ciento.

Trastornos en la salud y el bienestar
Alcohol y tabaco provocan trastornos en la salud muy graves que pueden causar la muerte. Además, afectan al bienestar de la vida diaria produciendo alteración del sueño, cambios de humor o ansiedad. Pero el consumo de ambos se produce con mayor frecuencia durante los fines de semana, tal y como confirmó el Ministerio de Sanidad en su encuesta domiciliaria sobre Alcohol y Drogas.

Cuando llega el viernes por la noche el 46,3 por ciento de los jóvenes de entre 15 y 24 años admite emborracharse. Por lo menos, una vez en los últimos 30 días. Al producirse una ingesta masiva del mismo, se altera la frecuencia respiratoria, cardíaca y el funcionamiento del cerebro en sus funciones perceptivas y cognitivas durante un tiempo máximo de una hora. Sin embargo, si el consumo es habitual el riesgo mayor, al producirse una depresión del sistema nervioso central.

No obstante, el 32 por ciento de los encuestados, opina que los impuestos que gravan el alcohol son necesarios porque ayudan a pagar la sanidad. Además, el 58 por ciento acepta de buen grado la Ley Antitabaco, vigente desde el 2 de enero del presente año.